Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos ciclistas testigos del atropello de A Guarda ratifican que el coche les arrolló "sin frenar ni desviar trayectoria"

Lamentan las "mentiras" de la versión del conductor, porque no podía circular a 50 por hora y provocar ese "estropicio"
Dos de los ciclistas que resultaron heridos el pasado 12 de marzo, después de que un conductor atropellase al pelotón en el que circulaban en A Guarda (causando la muerte a uno de ellos y heridas a otros siete), han ratificado este martes en el juzgado su versión del siniestro: el coche les arrolló "sin frenar, ni pitar, ni desviar la trayectoria".
Así lo ha manifestado uno de estos testigos, Carlos Prado, que ha comparecido en el juzgado de instrucción número uno de Vigo para explicar lo que vio ese día. "Yo no lo llamo accidente, fue un atropello. Un coche que venía por detrás, y arrolló al grupo, sin pitar, sin frenar, sin desviar la trayectoria", ha incidido, en declaraciones a los medios.
Según ha relatado, él circulaba en la parte delantera del grupo y, cuando el coche se les echó "encima" y vio a sus compañeros, creyó que estaban "todos muertos". También ha confirmado que se percató de que el conductor había parado el coche varios metros más adelante y, aunque creyó que saldría del vehículo y se acercaría a ellos, "al poco rato se fue".
"Me gustaría pensar que se quedó inconsciente, que pidiera perdón, que dijera que le dio un mareo, o que se le cayó el teléfono, pero no tantas mentiras, no decir que el grupo se metió en medio", ha lamentado.
VELOCIDAD
"Dijo que iba a 50 kilómetros por hora, cuando el atestado de la Guardia Civil dice 90. A 50 por hora no se hace el estropicio que había allí, eso solo se puede hacer a una velocidad muy alta", ha denunciado. "Los que estuvimos allí sabemos lo que pasó. Lo vimos todos", ha añadido.
Carlos Prado ha señalado que es "evidente" que la versión del conductor, de que los ciclistas se cruzaron en su trayectoria, no es compatible con el atestado y con el hecho de que "no frenó". A ese respecto, ha puntualizado que el pelotón era un "grupo largo" y que, si el conductor fuese a la velocidad adecuada, "le daría tiempo a reaccionar y salvar a alguno".
Este testigo ha lamentado que "los ciclistas siempre son los culpables", y ha señalado que, aunque cometan errores, son "insultados" por muchos conductores que "ni siquiera saben que pueden pisar la línea continua para adelantar a un ciclista".
Por último, Carlos Prado ha señalado que todos los ciclistas implicados en el siniestro están "muy afectados", pero ha indicado que "ver salir a la gente adelante da mucha moral". De hecho, ha confirmado que él mismo ha vuelto a practicar este deporte "poco a poco" y que, cada logro de cada uno de ellos es una "celebración".
El atropello se produjo el 12 de marzo pasado, en la carretera que une por la costa Baiona y A Guarda; en el siniestro falleció uno de los ciclistas, y otros siete quedaron heridos (varios muy graves). El juzgado decidió, pocos días después, retirar el carné al conductor del coche, un hombre de 86 años de edad.
Los juzgados de Vigo acogerán en los próximos días nuevas declaraciones de testigos por exhorto (al igual que han sido las de este martes). Así, está previsto que el próximo 4 de julio comparezca otro ciclista, Manuel B.F., ante el juzgado de instrucción número seis, y ese mismo día habrá otra comparecencia en los juzgados de Burgos (del conductor de otro coche que iba detrás del vehículo implicado); y el 6 de julio comparecerán dos testigos más en el juzgado de instrucción número cinco de Vigo.