Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ciencia podría haber descubierto cómo resucitar al mamut lanudo

La ciencia podría haber descubierto cómo resucitar al mamut lanudoREUTERS

Aunque pueda parecer una idea sacada de una película de Steven Spielberg, lo cierto es que unos científicos de la Universidad de Harvard han asegurado poder resucitar al mamut lanudo juntando el ADN del mamut con el del elefante asiático, su pariente más cercano. Este embrión híbrido podría conseguirse en cuestión de dos años y podría dar lugar al "mamofante".

Tras 4.000 años en extinción, unos científicos de la Universidad de Harvard parecen haber encontrado la manera para resucitar al mamut lanudo. Al parecer pretenden recuperar al mamífero a través de un embrión híbrido, es decir, juntando el ADN del mamut con su pariente más cercano, el elefante asiático.
Según informaciones del diario británico The Guardian, este equipo, dirigido por George Church, está a dos años de lograr la "des-extinción" del mamut lanudo.
Todo esto se alcanzaría con un gran trabajo de ingeniería genética acompañado del editor de genes CRISPR. Así se crearía lo que llaman "mamofante", una mezcla de elefante con mamut pero con las orejas más pequeñas, la grasa subcutánea, el pelo largo y sangre que se adaptase al frío.
Los investigadores ya se han puesto manos a la obra y, de hecho, ya han creado una célula con la técnica mencionada para desarrollar embriones híbridos en dos años aproximadamente. Asimismo, como ha afirmado Church a The Guardian, es una forma de poder salvar al elefante asiático de su extinción.
Aunque este proyecto no es nada nuevo. En 2014, este mismo equipo de científicos ya había anunciado sus intenciones de revivir a esta criatura milenaria. Más adelante, en 2015, Church y su equipo consiguieron extraer genes de restos de mamut congelado y los habían insertado en células vivas. Y, ahora, prometen recuperarlo después de haber pasado de 15 ediciones genéticas a las 45 actuales.