Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Menos del uno por ciento de los mares europeos está legalmente protegido

Cámara de Oceana filmando una pradera mixta de "Cymodocea nodosa" y "Posidonia oceanica" en el área de Punta Entinas-El Sabinar, frente a las costas de Roquetas de Mar (Almería). EFE/Archivotelecinco.es
Menos del uno por ciento de las aguas marinas europeas están incluidas en Áreas Marinas Protegidas, pese a que la ONU requiere que al menos el 10 por ciento de los mares de Europa esté legalmente protegido para el año 2012.
Ante esta situación, Oceana ha reclamado a la UE, que presenta hoy una nueva Estrategia de Biodiversidad, que frene la pérdida exponencial de especies y hábitats marinos, así como la acidificación y otros efectos del cambio climático, ha informado la organización conservacionista en un comunicado.
Oceana ha señalado que tras el "fracaso" de la Cumbre del Clima de Copenhague, la UE afronta un segundo reto: cumplir los compromisos adquiridos en el marco de la Convención de la ONU sobre Biodiversidad Biológica, que establece el objetivo del 10 por ciento de las aguas marinas protegidas en 2012.
La organización internacional de conservación marina ha reclamado una nueva política europea de biodiversidad basada en acciones y resultados que incluya la rápida puesta en funcionamiento de las políticas existentes.
Asimismo, ha propuesto añadir nuevos objetivos, como una red de Áreas Marinas Protegidas que cubra entre el 20 y el 30 por ciento de los mares europeos una vez se alcance el objetivo del 10 por ciento establecido por la ONU.
Oceana ha subrayado que la protección de la biodiversidad marina en aguas internacionales y de la UE presenta "severas deficiencias en la actualidad, lo que exige acciones inmediatas y la puesta en marcha de una reforma basada en un enfoque ecológico y que contemple los ecosistemas en su conjunto".
Por ello, ha pedido a la Presidencia Española que actúe con la mayor responsabilidad posible para conservar el equilibrio ecológico de los mares y restaurar y conservar sus recursos ecológicos como requisito previo para el desarrollo económico y social marino.
Oceana ha recordado que, según diversos estudios, de continuar la tendencia actual, en 2030 pueden haberse perdido el 60 por ciento de los arrecifes de coral y vaciarse los mares, dado que la mitad de las pesquerías marinas están completamente explotadas, más una cuarta parte sobreexplotadas.
Se estima que en Europa es posible que el 50 por ciento de los corales de profundidad hayan desaparecido ya.
Otro estudio del Programa de Medio Ambiente de la ONU (PNUMA) de 2009 revelaba que en 2050 la acidificación de los océanos puede haberse incrementado en un 150 por ciento, cien veces más deprisa que la experimentada en los últimos 20 millones de años.