Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más del 72 por ciento de los mayores españoles cuida de sus nietos

La mitad de los mayores se cuidan por dentro y por fuera. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Más del 72 por ciento de las personas mayores que residen en España cuida o ha cuidado de sus nietos, mientras que seis de cada diez tienen contacto diario con sus hijos.
La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha presentado hoy, en una rueda de prensa, el informe "Las personas mayores en España 2008", una publicación bienal del Imserso, que aporta información sistematizada sobre las condiciones de vida de quienes superan en este país los 65 años.
De este estudio se desprende que los ancianos españoles, junto con los de algunos países mediterráneos como Grecia e Italia, tienen mucho más contacto con sus familiares y viven más cerca de ellos que el resto de los europeos.
Las proporciones de mayores que viven solos en Europa varían desde el 50 por ciento de Dinamarca hasta valores inferiores al 20 por ciento en España, Portugal o Grecia.
Por género, también se observan diferencias en cuanto a la soledad, ya que las mujeres tienen una probabilidad 2,4 veces superior de encabezar un hogar unipersonal que los hombres debido a su mayor supervivencia.
Las españolas tienen una esperanza de vida de 83,5 años, frente a los 77 de los varones, y más del 60 por ciento de los mayores de 65 están casados. Ellos son mayoritariamente casados -79,9 por ciento- y ellas viudas, solteras o divorciadas, con un 53,2 por ciento.
Pese a estas relaciones familiares, las plazas de centros residenciales se han situado en 329.311, lo que supone un incremento del 38 por ciento respecto a las cifras del año 2002.
La ministra ha informado de que en España viven 7,5 millones de personas mayores de 65 años, el 16,7 por ciento de la población, y, de ellas, un 28 por ciento tiene más de ochenta años.
Jiménez ha llamado la atención sobre el hecho de que España es el cuarto país más envejecido del planeta, por detrás de Italia, Alemania y Japón.
En los últimos cinco años el incremento de la población de 65 años y más ha sido del 4,9 por ciento, mientras que el colectivo de octogenarios ha ascendido al 21,1 por ciento.
Las últimas cifras de Naciones Unidas sitúan a España como el segundo país más envejecido del mundo en 2050 con un 33,2 por ciento de población mayor, siguiendo a Japón, con un 37,7 por ciento, ha agregado la titular de Sanidad.
La discapacidad entre los mayores afecta más a las mujeres y, sin embargo, hasta la edad de cincuenta años las tasas son más elevadas entre los varones.
La mayoría no necesita ayuda para sus actividades esenciales -un 68,1 por ciento- y, de los que sí la requieren, mayoritariamente es para utilizar el transporte -20,5 por ciento- y acudir al médico -18,7 por ciento-. Para comer, tan sólo necesita apoyo el 2,5 por ciento y para vestirse el 6,7 por ciento.
Un tercio de los mayores -37,9 por ciento- considera que "entrar en la vejez" tiene más que ver con la salud que con la edad.
Casi cuatro de cada diez mayores ha participado en algún tipo de actividad social el año anterior, cifra muy parecida al resto de grupos de edad.
El 10 por ciento participa en actividades de voluntariado todos los meses y el 3,75 por ciento al menos una vez a la semana; el 89 por ciento votó en las últimas elecciones y sólo el 5 por ciento afirma que no quiso ejercer este derecho.
Su actividad favorita es ver la televisión, aunque aproximadamente un 25 por ciento lee periódicos y escucha la radio, si bien otra afición predominante es el ejercicio físico: uno de cada dos mayores pasea o hace deporte de forma habitual.
Es la población que se va más días de vacaciones -24,8 días- pero de la que menos gasta esos días, con poco más de mil euros. Además, más de un millón viaja con los programas del Imserso.
El informe revela que el 85 por ciento de estos ciudadanos recibe pensiones contributivas de jubilación y vejez, y que la pensión media asciende a los 749 euros.