Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las clínicas privadas acusan al SNS de "competencia desleal" en la atención de accidentes de tráfico

La Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) denuncia que la sanidad pública está realizando "competencia desleal" en la atención a víctimas de accidentes de tráfico al cobrar 10 veces menos a las aseguradoras que lo que cobran estos centros privados.
Así se desprende del informe 'La Gestión Asistencial de los Accidentados de Tráfico. Evolución, líneas rojas y retos futuros' de la Fundación Global Salud, impulsada hace dos años por la patronal de las clínicas privadas en España, que pide que se equiparen los costes de esta atención en ambos sistemas "en beneficio de los pacientes".
Actualmente, según ha explicado César Castel, socio director del Solutia Global Health Solutions encargado de dicho informe, la sanidad pública no cubre los gastos asistenciales del accidentado sino que son las aseguradoras, a través de los seguros de responsabilidad civil del conductor, las encargadas de costear la atención que reciben.
Las víctimas de un accidente de tráfico pueden elegir dónde reciben dicha asistencia y se estima que en torno al 60 por ciento son atendidos en hospitales o clínicas privadas.
Sin embargo, el informe ha detectado dos situaciones que están "poniendo en peligro" el negocio de estos centros, dado que la sanidad pública está cobrando esta atención a las aseguradores a un coste diez veces menor ya que "diluyen este coste en el presupuesto global público", según ha denunciado Castel.
Así, el coste de una asistencia media de una lesión traumatológica que incluye rotura de hueso y requiere hospitalización y rehabilitación asciende a 4.400 euros de media en un centro privado, mientras que en un hospital público lo cobran a las aseguradoras por apenas 590 euros.
Una situación que hace que muchas aseguradoras "traten de derivar a los pacientes al hospital público para reducir costes", ha reconocido este experto.
El problema de esta situación es que puede repercutir en la recuperación de los pacientes, ya que hasta el 90 por ciento de las clínicas privadas disponen de unidades específicas para el tratamiento de accidentes de tráfico.
PUEDE AFECTAR A LA REHABILITACIÓN DE LOS PACIENTES
Además, su rehabilitación en los centros públicos puede demorarse entre 3 y 4 meses al tener que pasar por lista de espera, lo que puede agravar las secuelas de muchos pacientes ya que "en algunos casos precisan una atención inmediata".
Del mismo modo, denuncia que en los últimos años algunas aseguradoras han promovido la creación de empresas llamadas 'gestoras de lesionados' que ni están adscritas a los convenios firmados ni disponen de infraestructura clínica propia que también "reducen la calidad y garantías asistenciales a la víctima del accidente de circulación para mejorar el coste a la aseguradora.
Ante esta situación, entienden que se deberían unificar el coste de la asistencia en estas situaciones, ha explicado Castel, "al igual que ya se ha hecho para fijar los baremos de indemnización".
Asimismo, denuncia que todavía no se tienen en cuenta en estas coberturas la atención psicológica que necesitan estos accidentados ya que de momento se cubre "como algo excepcional" cuando los pacientes presentan secuelas temporales graves.
"Pero se deja de lado al resto de víctimas que, en muchos casos, sufren situaciones dramáticas que pueden tener graves consecuencias en el ámbito personal y laboral", según el autor del informe.