Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cohete SpaceX despega camino de la Estación Espacial Internacional

El cohete de SpaceX despega camino de la Estación Espacial InternacionalReuters

Un cohete no tripulado Falcon 9 despegó el viernes desde la Estación de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral en Florida para entregar una cápsula de carga de la NASA a la Estación Espacial Internacional. El cohete de 63 metros de alto, construido y operado por la empresa privada Space Exploration Technologies, despegó desde el lugar de lanzamiento a las 19:25 GMT.

La nave de carga Dragon, que lleva un cargamento de unos 2.268 kilogramos en equipos, experimentos científicos y suministros, llegará a la estación el domingo.
La estación, un laboratorio de investigación de 100.000 millones de dólares en el que participan 15 países, orbita a unos 418 kilómetros de la Tierra.
Se trata del tercer viaje de carga de Space Exploration Technologies, conocida como SpaceX, bajo un contrato de 12 vuelos por 1.600 millones de dólares con la NASA.
La agencia espacial estadounidense depende de SpaceX y una segunda compañía, Orbital Sciences, para enviar suministros a la estación después de la retirada de los transbordadores espaciales en 2011.
La NASA también planea delegar el transporte de tripulantes, actualmente realizado por Rusia, a la industria privada en 2017.
SpaceX había planeado el vuelo para el mes pasado, pero tuvo que retrasar la misión para revisar un posible problema de contaminación en el cohete.  
El problema fue resuelto, pero entonces se dañó el sistema de radar de la Fuerza Aérea, necesario para mantener registro del vehículo durante el vuelo, retrasando todos los lanzamientos desde Cabo Cañaveral durante dos semanas.
Otro intento de lanzamiento fue cancelado el lunes después de que se encontrara una filtración en una válvula dentro del sistema que separa la primera y la segunda etapa del Falcon 9.
El viernes, el único problema era el clima, pero la lluvia y relámpagos cesaron a tiempo para que el Falcon 9 despegara en el momento preciso en que la rotación de la Tierra alineó el lugar del lanzamiento con el plano de órbita de la estación espacial.