Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comer chocolate un día a la semana es beneficioso para tu salud

Onzas de chocolate negroEFE

Los amantes del chocolate están de enhorabuena, ya que según la Universidad de Australia, comer este alimento una vez a la semana puede ser beneficioso. Entre sus múltiples beneficies, mejora la capacidad de concentración la memoria y la facilidad para resolver problemas. 

Un estudio ha demostrado que las personas que comen al menos una vez a la semana chocolate tienen mejores resultados en los test cerebrales realizados para conocer los beneficios del chocolate. Según un estudio realizado por la Universidad del Sur de Australia, este alimento no solo previene la demencia, las enfermedades del corazón o el cáncer. Además, el chocolate consigue, mejorar la capacidad de concentración la memoria y la facilidad para resolver problemas.
Los científicos han analizado la memoria y concentración de personas que comen y no comen chocolate. Los resultados revelaron que las personas que comían este alimento al menos una vez a la semana, eran capaces de memorizar y  recordar mejor una lista de palabras, comparándolos con los que no comían nada de chocolate, o lo hacía con una frecuencia menor a una vez a la semana.
Estos beneficios son consecuencia del flavanol, una sustancia antioxidante, presente principalmente en el del chocolate negro y en menor medida en el chocolate con leche y chocolate blanco, según recoge el ‘Daily Mail’.
No obstante, los expertos recomiendan hacer un consumo moderado, además de que se haga siempre dentro de una dieta equilibrada. “Por supuesto, la ingesta de chocolate debe hacerse siguiendo unas pautas de alimentación que tengan en cuenta las calorías totales que se toman y ponerlas en relación a la cantidad de energía que cada persona necesita”, ha afirmado el autor del estudio, el doctor Georgie Crichton.