Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un compuesto químico en desuso puede ser clave en el tratamiento contra la enfermedad de Chagas

El fexinidazol, un compuesto químico caído en desuso en la década de 1980, puede ser eficaz para tratar la enfermedad de Chagas, principal causa de muerte provocada por parásitos en América. Sus resultados se comprobarán mediante un ensayo llevado a cabo por Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en inglés).
En el estudio farmacológico en fase II (ya con pacientes) y presentado en el '13º Congreso Internacional de Parasitología' (ICOPA, por sus siglas en inglés), se administraron seis dosis diarias de fexinidazol como única terapia en 140 pacientes bolivianos en la etapa crónica de la enfermedad. Este ensayo ha tenido como objetivo "determinar si al menos una de las dosis es más segura y eficaz que el placebo en la eliminación del parásito que provoca la infección", según los investigadores.
La directora del Programa contra el Chagas de DNDi, Isabela Ribeiro, señala que "se han obtenido grandes beneficios del proyecto, ya que ha proporcionado los conocimientos técnicos que se necesitaban para establecer e impulsar este importante ensayo clínico". Según Ribeiro, "estos esfuerzos de colaboración acercan a un nuevo nivel que beneficiará a los pacientes con enfermedad de Chagas".
Actualmente solo existen dos tratamientos, ambos "con fuertes efectos secundarios": el nifurtimox y el benznidazol. El último de ellos sigue siendo la mejor opción disponible en la actualidad. Solamente el uno por ciento de los afectados tiene acceso a estos fármacos, "lo cual resalta la urgencia de expandir su alcance y de acelerar el desarrollo de medicamentos nuevos", según señalan desde DNDi.
SE EXTIENDE EN CONTEXTOS DE POBREZA Y ATENCIÓN MÉDICA DEFICIENTE
La enfermedad de Chagas (también conocida como tripanosomiasis americana) es la principal causa de muerte provocada por parásitos en América, es endémica en 21 países y mata a 12.000 personas al año. Afecta principalmente a personas en contextos de pobreza que habitan en viviendas que se encuentran en condiciones deficientes y que tienen acceso limitado a la atención médica pero cada vez se detectan más casos en Norteamérica, Europa, Japón y Australia.
Provocada por el parásito 'Trypanosoma cruzi', la enfermedad se transmite principalmente por medio del triatomino o vinchuca (un insecto hematófago) y comienza con una etapa inicial aguda de duración variable a la que le sigue una etapa avanzada crónica que dura toda la vida. En esta fase, hasta un 30 por ciento de los pacientes desarrolla daños cardíacos y hasta un 10 por ciento puede presentar daños graves en el sistema digestivo.
El chagas también se transmite por transfusión de sangre, trasplante de órganos, ingestión oral o durante un embarazo por parte de la madre al recién nacido. Los tratamientos actuales suelen presentar limitaciones para su distribución amplia debido a su duración y los efectos secundarios asociados a su uso.