Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La comunidad china en España celebra esta noche su entrada en el Año Nuevo con fiestas "modestas" por la crisis

Más de 180.000 chinos conmemoran la llegada del año 4712
Los más de 180.000 chinos que según las estadísticas oficiales residen en España están de celebración, preparando la entrada, este viernes 31 de enero, en el Año Nuevo según su calendario tradicional lunisolar: el 4712. La fecha coincide con el primer día del mes lunar, lo que en China se denomina la Fiesta de la Primavera y cuya conmemoración se prolonga dos semanas. Los festejos serán "modestos" por la crisis económica.
Según las cifras del Ministerio de Empleo, 181.128 personas de nacionalidad china cuentan con un permiso de residencia en España y el grueso de ellas están afincadas en Madrid, Cataluña, Valencia y Andalucía.
En España, los mayores festejos se concentrarán en la capital, aunque este año serán "más discretos", porque la comunidad no escapa a la crisis económica. Así, en lugar de los tradicionales desfiles en el centro de la ciudad, la comunidad ha optado este año por eventos institucionales, como la recepción que organiza el miércoles la Embajada de China, y fiestas "de pequeñas dimensiones" en los barrios en los que tienen más presencia.
Conforme señala el vicepresidente y secretario general de la Asociación de Chinos en España (ACHE), Vitorio Cheng, "no son momentos para fiestas". "La situación cada día ha empeorado. Los chinos están sufriendo la crisis igual que todos, han bajado las ventas mucho y han subido los impagados, lo estamos pasando mal y no podemos permitirnos grandes celebraciones", ha señalado.
Según afirma, contra el tópico de que los emigrantes chinos se financian los negocios entre sí, "cada día son más en España los que tienen una hipoteca" y que, como al resto de autónomos del sector comercio y servicios afectados por la caída del consumo, "les está costando" afrontarla.
"Las ventas llevan mal varios años. El pequeño comercio es lo que más sufre y la mayoría están viviendo quizá incluso sin sueldo ni beneficios. Están aguantando viviendo con lo poco que van generando, esperando a que todo pase. Cada día pasa más que hay chinos que se marchan (a su país de origen) pero hay mucha gente aguantando y esperando", ha añadido.
Con todo, son muchos los chinos que se trasladan estos días a su país para celebrar el Año Nuevo. Según explica en declaraciones a Europa Press la presidenta de la recién creada Fundación Orient, Julia Zhang, "en torno a la mitad" de los que viven en España estarán en China en estas fechas".
Zhang recuerda que la Fiesta de la Primavera provoca uno de los mayores movimientos migratorios del mundo, pues son millones de personas las que se desplazan dentro y fuera de China para conmemorar con los suyos el cambio de calendario.
"Hay muchísimos que se van, más o menos la mitad de los que hay en España. Normalmente viajan por 15 días, porque es una fiesta muy importante para los chinos pensamiento tradicional. Hay gente que tiene a sus padres en China, porque los mayores se vuelven allí, y a los hijos en distintas partes del mundo. Es la única vez al año que se reúnen y es muy triste no poder hacerlo", apunta Zhang.
El año 4712 del calendario chino será el del Caballo de Madera, sinónimo, según sus creencias, de cambio y movimiento. Dará carpetazo al 2013 del Calendario Gregoriano, que para esta comunidad ha sido "el año de la Serpiente de Agua".