Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mejora de las condiciones climatológicas favorece las tareas de extinción en La Gomera

Incendio de La GomeraEFE

La bajada de las temperaturas, la mejora de las condiciones de humedad y el cambio en la dirección del viento favorecen las labores de extinción en La Gomera, y permiten que las hectáreas afectadas por el incendio no aumenten demasiado, si bien aún ni siquiera se puede dar por estabilizado. A pesar de todo, aún más de 1.000 personas siguen evacuadas. Hasta el momento han ardido en la isla más de cuatro mil hectáreas, lo que representa en 11 % del territorio.

En la isla ya operan siete helicópteros y siete hidroaviones, dos de ellos cedidos por el Gobierno de Marruecos.
Aunque ni siquiera se puede dar por estabilizado el fuego, la bajada de las temperaturas, la mejora de las condiciones de humedad y el cambio en la dirección del viento favorecen las labores de extinción en La Gomera.
Además, sigue activo el frente de Las Hayas que avanza lentamente contrapendiente hacia el municipio de Vallehermoso y más de 1.000 personas siguen evacuadas. Se trata de vecinos del casco de Vallehermoso, Las Hayas, Banda de Rosas, Los Loros, y otros barrios del municipio. También 39 casas del barranco de Valle Gran Rey fueron alcanzadas por el fuego.
Con respecto a las carreteras, permanecen cortadas la GM-2 desde la Degollada de Peraza hasta el cruce de Apartacaminos desde el km 15; GM-1, desde Epina hasta el cruce de Apartacaminos desde km 63; GV-14 (Pk 0 al Pk 5) en El Cedro; CV-15 desde el PK 0; CV-18 (del Pk 0 Chipude-Pk 13 Arure); CV-17 (PK 0 Igualero al PK 7 Las Hayas); Camino de Laguna Grande a la Casa Juego de Bolas (PK 0 al PK 3).
Durante los nueve días que han estado activos los incendios en la isla, las llamas han arrasado más de un 11% de la superficie total del territorio, es decir, casi 5.000 hectáreas de terreno. El fuego ha afectado al Parque Nacional de Garajonay en dónde a afectado a casi 800 hectáreas de su biodiversidad, o lo que es lo mismo, un 25% de su patrimonio.