Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 300 conductores al día son denunciados por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha denunciado en una semana a 2.283 conductores por conducir habiendo consumido alcohol o drogas. Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), se hicieron un total de 145.636 pruebas y, entre las denuncias, 667 fueron por positivo en drogas y 1.616 por alcohol.
Estos datos se enmarcan dentro de la campaña que Tráfico puso en marcha entre el 6 y el 12 de junio y cuyo objetivo era poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían bebido o consumido droga.
Durante esa semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 1.872 pruebas de detección de drogas a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, que habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.
De los 1.872 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 667 resultaron positivas, es decir el 36 por ciento del total. Tráfico indica que, como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (497 casos), la cocaína (202 casos) y las anfetaminas (79 casos).
El departamento que dirige María Seguí ha señalado que las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores se están incrementando progresivamente con la idea de llegar a generalizarse como las que se hacen para la detección del alcohol.
Este incremento progresivo de los controles de drogas entre los conductores es consecuencia del alto porcentaje de conductores que conducen con presencia de drogas y alcohol al volante. En el último informe DRUID'13, el 12 por ciento de los conductores elegidos al azar dieron positivo en alcohol y drogas por encima de los límites legales.
CONTROLES DE ALCOHOL
En lo referente al alcohol, en la campaña realizada durante la última semana, se han realizado 143.764 pruebas de control de alcoholemia y 1.616 conductores dieron positivo, de ellos, 1.418 detectados en controles preventivos, 97 tras haber cometido una infracción, otros 93 por estar implicado en un accidente y 8 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol.
De los 1.616 conductores que dieron positivo, a 1.361 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 255 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, contra 10 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.
TRES CASOS CONCRETOS
Concretamente, los agentes denunciaron al conductor de una ambulancia que se disponía a recoger enfermos para su traslado al Hospital "Gutiérrez Ortega" de Valdepeñas (Ciudad Real), por circular con una tasa de alcohol de 0,39 ml/g. Del mismo modo, se detuvo en Aranda de Duero (Burgos) a un conductor de 48 años como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al quintuplicar la tasa máxima permitida. Se le detectó 1'42 mg/l.
Por último, un día después del comienzo de la campaña, la Guardia Civil inmovilizó en Cee (A Coruña), un autobús escolar en el que viajaban 35 niños de entre seis y doce años que volvían del colegio, porque su conductor, un varón de 33 años dio positivo en cocaína y THC.