Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consenso entre profesionales mejora la recomendación terapéutica en cáncer

El consenso entre profesionales mejora la recomendación terapéutica en cáncer, tal y como lo ha puesto de manifiesto el oncólogo médico de MD Anderson Cancer Center Madrid, Raúl Márquez, quien ha recordado que una segunda opinión aporta un "mayor grado de certeza" a los pacientes.
Y es que, una vez estudiado el caso, se pueden plantear nuevas opciones, no solo de tratamiento médico, sino también sobre la indicación de cirugía o incluso sobre el propio diagnóstico y etiología del tumor, ya que es posible pedir una segunda opinión oncológica para un aspecto concreto del proceso y/o en cualquier estadio de la enfermedad.
"De hecho, es posible pedir una segunda opinión oncológica en cualquier momento cronológico de la enfermedad del paciente, aunque es más eficiente cuanto antes se realice, es decir, justo en el momento en que se ha diagnosticado. Es más complicado revertir los efectos de algo que ya se ha hecho o prescribir un fármaco cuando ya se han utilizado otros, que crear una estrategia de cero con un tratamiento", ha explicado.
Pero la colaboración terapéutica no acaba en esta consulta, ya que estas segundas opiniones oncológicas son después consensuadas. En este sentido, el doctor ha destacado la importancia de la presencia de un comité multidisciplinar formado por especialistas en oncología de todo tipo: oncólogos médicos, radioterapéuticos, radiólogos, médicos nucleares y de anatomía patológica.
"El objetivo de esto es obtener una segunda pestaña de seguridad", enfatiza el doctor Márquez. De esta manera, el paciente recibe una segunda opinión oncológica respaldada por más de una decena de profesionales sanitarios especializados en el campo de la oncología, lo que ofrece seguridad al paciente y también al oncólogo que le dio la "primera opinión oncológica".
"No se trata de competir, sino de colaborar, y la opinión de un compañero de profesión puede servir en muchas ocasiones para contrastar opciones y valorar nuevas alternativas de tratamiento, dándole también a él seguridad en el diagnóstico de su paciente", ha zanjado.