Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las consultas específicas de ostomía reducen a la mitad los costes de la atención y seguimiento de estos pacientes

Hasta el 40 por ciento de los hospitales públicos del Sistema Nacional de Salud (SNS) no cuenta con consultas específicas de ostomía a pesar de que, según un estudio realizado por el Instituto de Investigación Antae, el seguimiento especializado de estos pacientes puede mejorar su calidad de vida y reducir a la mitad los costes directos de su atención.
En España se estima que actualmente hay cerca de 100.000 pacientes con ostomizados, con una bolsa adherida en su abdomen para recoger orina o heces, y cada año se producen más de 13.000 nuevos casos, generalmente pacientes oncológicos, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, entre otros.
En ocasiones son procedimientos temporales pero "muchos pacientes deberán convivir de por vida con estos dispositivos", según ha reconocido la enfermera Inmaculada Pérez, portavoz de la Sociedad Española de Enfermería Experta en Estomatología (SEDE), que alerta del impacto que esto puede tener en su calidad de vida.
De hecho, ha lamentado que actualmente de los 220 hospitales públicos que hay en España solo haya consultas específicas en 146 centros, un déficit que además se amplía en el caso de la red hospitalaria privada, ya que hasta el 53 por ciento de estos hospitales no cuentan con una consulta específica.
Además, hay algunas provincias como Jaén, Zamora, Soria y Guadalajara o comunidades como La Rioja donde no hay ningún servicio de este tipo, lo que hace que estos pacientes se encuentren "a la deriva" tras la intervención y su seguimiento corra a cargo de los servicios de Cirugía General.
"Esta situación está generando una gran desigualdad en el acceso a la atención especializada que necesitan estos pacientes", según ha defendido esta experta, que además recuerda que el sistema también se ve beneficiado de estas consultas ya que los costes son menores.
En concreto, según el estudio presentado este miércoles, los pacientes atendidos en una consulta específica por profesionales expertos en ostomías supone un gasto directo de 525 euros de media (218 euros de costes directos más 307 euros en materiales), mientras que el de los que no reciben esta atención asciende a una media de 1.016 euros (674 en costes más 342 en materiales).
"El estudio demuestra que estas consultas son coste-efectivas, y por ello desde el Consejo General de Enfermería vamos a exigir al Ministerio de Sanidad y las comunidades la creación de esta figura", ha defendido Pilar Fernández, vicepresidente de esta entidad colegial.
MENOS DOLOR, DEPRESIÓN Y AYUDA DIARIA
En el trabajo, patrocinado por Hollister Ibérica, participaron un total de 402 pacientes ostomizados pertenecientes a 160 hospitales españoles, de los cuales el 71 por ciento eran hombres.
Después de tres meses de seguimiento, se vio también que los pacientes atendidos en consultas específicas habían mejorado un 15 por ciento su calidad de vida ya que, entre otras cuestiones, se redujo un 20 por ciento su dolor o malestar y un 11 por ciento los casos de ansiedad o depresión. Asimismo, se redujo un 17 por ciento la necesidad de ayuda en su vida diaria.
Además, tres meses después de la intervención había más pacientes que decían llevar una vida normal (88% frente a 78%) y sentían menos miedo (26% frente a 40%) o preocupación por el estoma (20% frente a 37%). De hecho, había más pacientes que se limpiaban el estoma sin ayuda (92% frente al 75%) o cambiaban la bolsa (92% frente a 77%).
Del mismo modo, los pacientes que recibían una atención específica usaban menos bolsas (1,3 cada 24 horas, frente a 1,6 del otro grupo).
En cuanto a las complicaciones, los pacientes atendidos por personal especializado reducían un 45 por ciento los problemas después de la intervención y solo el 5 por ciento de los que sufrían algún tipo de complicación necesitaban ser ingresados, frente al 65 por ciento de los pacientes sin atención especializada.
De hecho, los pacientes de consultas de Ostomía resolvían sus complicaciones acudiendo a estos servicios (70%) y prácticamente no hacían visitas ni a urgencias ni a Atención Primaria (0,4%), algo frecuente en los otros pacientes.