Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo moderado de café podría reducir el riesgo de padecer Parkinson y ayudar a mejorar sus síntomas

El consumo de café de una forma moderada --unas 3 ó 4 tazas al día-- podría estar relacionado con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson y a ayudar a mejorar los síntomas motores en las personas que ya padecen esta enfermedad, según diversos estudios internacionales.
Así, un estudio realizado en el Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard ha concluido que el consumo de café está asociado con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, un hallazgo consistente con investigaciones previas, según el Centro de Información Café y Salud.
Por otro lado, una revisión científica de los efectos de diferentes dosis de café sobre el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson ha sugerido una relación dosis-respuesta entre el consumo de café y el riesgo de padecer la enfermedad. El beneficio máximo se encontró con un consumo de 3 tazas de café diarias y, en esta revisión, se analizaron 13 artículos que implicaban la participación de más de 900.000 consumidores de café, por lo que de esta manera se encontró una relación inversa entre el consumo de café y el riesgo de padecer Parkinson.
Además, se observó una relación inversa entre la frecuencia de la enfermedad de Parkinson y el café en un estudio anterior realizado en Hawaii (Estados Unidos) durante 27 años y llevado a cabo con 8.004 japoneses y estadounidenses. Este estudio concluía que la probabilidad de padecer la enfermedad era cinco veces menor entre los que tomaban más de 4 tazas de café al día que entre los que no tomaban ninguna.
Además, otra investigación de la Universidad McGill de Montreal de Canadá ha concluido que el consumo de cafeína en pacientes con enfermedad de Parkinson muestra una mejora general de los síntomas --especialmente motores-- en los enfermos. Este estudio ha concluido que los pacientes que habían ingerido sobre 3 tazas diarias de café en un periodo de 6 semanas mostraban una reducción de sus problemas motores asociados a esta enfermedad neurodegeneraiva.
En España, se estima que hay unos 150.000 afectados aunque muchos sin diagnosticar, según la Sociedad Española de Neurología (SEN). La edad en la que aparece esta patología suele ser más de 60 años, aunque se estima que 1 de cada 10 personas son diagnosticadas antes de los 50, con más hombres que mujeres afectados, según el Informe Anual de la European Parkinson's Disease Association (EPDA). De hecho, el 15 por ciento de los afectados por esta patología no supera los 45 años, ha señalado la SEN.