Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La contratación de demandantes de empleo en riesgo de exclusión crece un 20,7% en el último año, según Fundación Adecco

Mujer, con estudios elementales y contratado en el sector servicios, perfil del trabajador en riesgo de exclusión
La contratación de demandantes de empleo en riesgo de exclusión se ha incrementado un 20,7% en el último año, según un estudio realizado por la Fundación Adecco atendiendo al número de empleos generados por esta institución a nivel nacional.
Así, revela que si en 2014 se crearon 5.161 ocupaciones, en 2015 la cifra se ha incrementado hasta 6.230 puestos de trabajo para personas con discapacidad, mayores de 45 años desempleados de larga duración, mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género y otras personas con certificado de riesgo de exclusión por atravesar situaciones económicas críticas (desempleo de larga duración por más de dos años, pérdida de vivienda o riesgo de desahucio).
En cuanto al perfil de las personas que han encontrado empleo a través de la Fundación Adecco responde al de una mujer (66,5%), con estudios elementales (56,7%), que trabaja en el sector servicios/servicios generales en puestos como administrativa (10,3%), dependienta (7,3%) u operaria de limpieza (5,6%).
En el caso de los hombres, tiene más peso el sector industrial, siendo los puestos más repetidos los oficios tradicionales (14,3%), camarero (13,1%) y operario de producción (4,9%).
El director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, ha asegurado que "el hecho de que la contratación de estas personas crezca a un ritmo mayor que la del resto de la población es alentador y da cuenta de que la recuperación económica está siendo inclusiva, pero hemos de tener en cuenta que venimos de muy abajo, ya que las personas con discapacidad o los mayores de 45 años fueron los más afectados por la crisis. En este sentido, aún queda un inmenso camino por recorrer para igualar su situación laboral a la del resto de la población".
MAYOR SENSIBILIZACIÓN
Además de la recuperación económica, Fundación Adecco hace alusión a dos circunstancias que, a su juicio, están influyendo en el repunte de la contratación de las personas en riesgo de exclusión: una mayor sensibilización del tejido empresarial y una mejora de las competencias de los demandantes de empleo.
"Estamos notando que, iniciativas como el voluntariado corporativo o las jornadas de sensibilización, están impactando en la cultura de las empresas, donde se observa una mayor predisposición a la hora de incorporar perfiles que, a priori, descartaban por circunstancias socioeconómicas como tener más de 45 años o un certificado de discapacidad", añade Mesonero.
"Al mismo tiempo, hemos reforzado nuestras acciones de orientación laboral para que nuestros candidatos adquieran las máximas herramientas y recursos para encontrar empleo: de hecho, casi un tercio de las personas que acudieron a nosotros en 2015 (31,5%), lograron finalmente un contrato de trabajo", indica.
En este sentido, el año pasado, 19.744 personas en riesgo de exclusión acudieron a la Fundación Adecco en busca de una oportunidad laboral, de las cuales un 31% (6.230) obtuvieron finalmente un contrato de trabajo.