Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El controvertido obispo Richard Williamson llegó a Londres

El obispo británico ultraconservador Richard Williamson, que ayer se vio obligado a abandonar Argentina tras recibir la amenaza de expulsión del Gobierno de ese país por sus comentarios sobre el Holocausto, llegó hoy a Londres.
En medio de una gran expectación de los medios de comunicación, el obispo llegó al aeropuerto londinense de Heathrow en un vuelo procedente de Buenos Aires, pero no quiso hacer declaraciones.
Williamson, que ha negado que las cámaras de gas nazi se hubieran utilizado para exterminar a millones de judíos, fue escoltado por numerosos agentes de la Policía a un automóvil que le esperaba.
Los obispos católicos de Inglaterra y Gales han condenado las afirmaciones de Williamson, que calificaron de "totalmente inaceptables".
Un portavoz de la Conferencia de obispos católicos en Inglaterra y Gales dijo hoy que "no tiene idea" sobre dónde se establecerá el religioso en el Reino Unido.
Entre las personas que esperaban hoy a familiares y amigos en Heathrow estaba el británico judío Mayer Gruver, que calificó de escandalosas las opiniones del obispo sobre el Holocausto.
Gruver, que perdió a siete de sus once familiares durante el Holocausto, dijo a Efe que es "escandaloso que a estas alturas haya una persona que niegue que millones de personas sufrieron".
"No me sorprende que un obispo católico diga esto porque la iglesia está negando muchas cosas que han pasado en el pasado", agregó Gruver, quien insistió en que Williamson "debería ser sometido a un tribunal de Justicia".
El pasado jueves, el Gobierno argentino concedió al religioso un plazo de diez días para abandonar el país bajo amenaza de expulsión por sus polémicas declaraciones en las que cuestionó el Holocausto.
El obispo, a quien el Papa Benedicto XVI le levantó la excomunión el pasado enero, ha negado que las cámaras de gas nazis se hubieran utilizado para exterminar a judíos y dijo que en el Holocausto no murieron seis millones de personas sino entre 300.000 y 400.000.
Esa afirmación estaba contenida en una entrevista grabada en Alemania el pasado noviembre y divulgada el pasado 21 de enero por la televisión pública sueca Svt.
Las autoridades argentinas alegaron para su expulsión que Williamson había declarado ser empleado administrativo de la Asociación Civil "La Tradición", cuando en realidad era sacerdote y director del seminario lefevrista de la Reja, a las afueras de Buenos Aires.
La expulsión del obispo no alterará las relaciones entre el Gobierno de Argentina y el Vaticano, según el embajador del país suramericano ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero.
La entrevista del religioso divulgada por la cadena Svt se conoció el mismo día en el que el Papa firmó el decreto de levantamiento de las excomuniones a él y otros cuatro obispos seguidores de Marcel Lefebvre.
Las declaraciones del obispo provocaron una dura reacción dentro y fuera de la Iglesia Católica en todo el mundo y el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarsicio Bertone, le solicitó una retractación.
Sin embargo, en declaraciones a la revista alemana "Der Spiegel", Williamson afirmó que antes de retractarse tendría que revisar las pruebas históricas y reiteró su rechazo al Concilio Vaticano II, motivo de las excomuniones en 1988.
Tras la difusión de esta entrevista, la Fraternidad Sacerdotal San Pío X resolvió relevar a Williamson como director del seminario "Nuestra Señora Corredentora", que esa orden tiene en la localidad de La Reja, a unos 40 kilómetros de Buenos Aires.