Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez convocará a todos los acusados del caso Marta del Castillo para la audiencia preliminar

El juez que investiga la muerte de Marta del Castillo convocará en las próximas semanas a los cuatro acusados que son mayores de edad para la llamada audiencia preliminar, que será el último acto en el juzgado instructor previo a la remisión del caso a un tribunal del jurado en la Audiencia provincial.
Fuentes del caso han informado de que, una vez presentados los escritos de acusación de la Fiscalía y de los padres de Marta, el juez de instrucción 4 remitirá esta semana la causa a las defensas de los cuatro acusados para que presenten su calificación de los hechos.
La Fiscalía sevillana ha pedido 52 años de cárcel para el asesino confeso, Miguel C.D., por encima de los 50 que ha pedido la acusación particular que ejercen los padres de la víctima.
El ministerio público ha imputado a Miguel un delito de asesinato, por el que pide 20 años de cárcel, y dos delitos de violación, uno cometido por él mismo y otro como cooperador necesario del cometido por el menor de edad, con una pena aparejada de quince años de prisión por cada uno.
Como novedad, a los cuatro acusados que son mayores de edad la Fiscalía les imputa un delito contra la integridad moral de la familia de la víctima, por el que pide dos años de cárcel, porque "de forma contumaz se han negado a decir qué destino dieron al cuerpo de Marta, llegando incluso a ofrecer distintas versiones erráticas".
Según la Ley del Jurado, una vez presentado el escrito de calificación de las defensas, el juez convocará la llamada audiencia preliminar, a la que previsiblemente serán citados los cuatro acusados en este caso aunque una circular del Fiscal General del Estado de 1995 dictaminó que su presencia no era obligada.
En ella, las partes podrán proponer nuevas diligencias para practicarse en el acto y el juez dictará el auto de apertura de juicio oral para remitir las actuaciones a la Audiencia.
De los cinco acusados sólo queda en prisión el asesino confeso, pues en diciembre pasado salió de la cárcel su amigo Samuel B.P., acusado de ayudarle a deshacerse del cuerpo de la víctima, y también quedó libre el menor de edad Javier G.M., que presuntamente participó en la violación y asesinato, tras cumplir el internamiento máximo previsto en la Ley del Menor.
Los otros dos imputados son el hermano de Miguel, Francisco Javier D.M., de 40 años, que cumplió tres meses de prisión preventiva, y su novia, acusados de encubrimiento por haber estado en el piso de la calle León XIII de Sevilla la noche del crimen.
El fiscal pide 8 años de cárcel para Francisco Javier, de los que tres son por encubrimiento, otros tres por amenazar al menor de edad que presuntamente participó en la violación, y dos años por el delito contra la integridad moral.
Para Samuel B.P., que presuntamente colaboró en la ocultación del cuerpo, el fiscal pide cinco años de cárcel, y para María G.M., novia de Francisco Javier, otros cinco años