Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis, ¿aliada del medio ambiente?

Las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) podrían caer un 3% en 2009 debido a la crisis económica, lo que supone la mayor disminución en 40 años, según un estudio publicado en Bangkok por la Agencia internacional de Energía (AIE).
El economista en jefe de la AIE, Faith Birol, dijo en conferencia de prensa en Bangkok, que el crecimiento anual de las emisiones de gases de efecto invernadero, una de las principales causas del calentamiento climático, había sido hasta ahora en promedio de un +3%. Confirmó que la baja de 3% en las emisiones de CO2 en 2009 sería la mas importante en 40 años.
Birol dijo que esta inversión de la tendencia supone una ocasión "única" para que el mundo tome una vía que le permita limitar a dos grados el calentamiento del planeta.
La energía, que representa dos tercios de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, es "el núcleo del problema y por lo tanto debe ser clave en la solución", afirma la AIE. La organización presentó una propuesta que podría limitar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a 450 partes por millón, lo que, según los científicos, serviría para limitar el aumento de la temperatura global a + 2 grados.
El descenso de las emisiones previstas en 2009 provocado por la crisis significa que "es más fácil alcanzar la meta de 450 ppm de este año que el pasado", dijo Birol. Según la AIE, tres cuartas partes de esta disminución estarían relacionadas con la crisis económica y la cuarta está relacionada con las medidas aplicadas por los gobiernos para luchar contra el cambio climático.
El próximo diciembre se celebrará en Copenhague la próxima cumbre mundial del clima, en la que se tratará de buscar un marco sustituto para el Protocolo de Kioto.
JNP