Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis alimenta los casos de racismo

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, ha incidido en ello y ha pedido a los partidos políticos que "no caigan en la trampa del populismo xenófobo", durante la presentación del Informe, junto al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica.
El Defensor ha recordado que las crisis siempre han sido motivo del nazismo y del fascismo y ha advertido de que caer en consignas tipo "primero los españoles y luego los demás", es una "pendiente muy grave", cuya culminación es "la barbarie".
El Informe 2010, que este año cumple su décimo aniversario, registra 292 casos documentados de xenofobia, racismo y otros incidentes de odio, de los que seis son homicidios, que "podrían ser calificados como crímenes de odio".
Esto sólo supone un 10 por ciento de la realidad, con lo que los hechos podrían ascender a casi 3.000.
Nuevamente la Comunidad Valenciana encabeza el ránking, con 79 casos, lo que Ibarra achaca a que en esta región anidaron históricamente grupos racistas y xenófobos, que han constituido "un subsuelo de cultivo" para estos comportamientos.
"Sabemos más de lo que contamos", ha señalado Ibarra, quien ha pedido al Gobierno que establezca una estadística oficial con una tipología de casos.
Ibarra ha advertido también de que internet se ha convertido en un espacio privilegiado para propagar el odio, la discriminación y la violencia por motivos de racismo e intolerancia, por lo que ha hecho un llamamiento "urgente" al Gobierno para que actúe frente a ello. En España hay 200 web de corte xenófobo o racista, ha dicho Ibarra, quien ha pedido su cierre.
Tras la Comunidad Valenciana, se sitúan Madrid, con 47 casos documentados; Andalucía, con 33; Cataluña (32), Baleares (16), Castilla y León (16), Aragón (14), Murcia (14) y el resto de comunidades (40).
No se atreven a denunciar
Además de la falta de una estadística oficial, Ibarra ha incidido en que la mayoría de los casos no se denuncian, bien porque la víctima es un inmigrante sin papeles que no quiere acudir a comisaría o bien porque se trata de ataques homófobos, cuyos destinatarios "no denuncian porque no quieren salir del armario".
Ante ello, Esteban Ibarra ha animado a los ciudadanos a denunciar y ha pedido al Gobierno que responda al requerimiento de acción urgente solicitado por las instituciones europeas de protección de los derechos humanos.
El informe pone también de relieve la proliferación de conciertos de música racistas, de los que este año se han celebrado en España, al menos, 23.
Entre las medidas prioritarias para luchar contra los comportamientos racistas y xenófobos, Ibarra ha pedido que se reconozca la especificidad del delito de odio y ha lamentado que el Ministerio del Interior haga un discurso en el que califique a los grupos racistas de "tribus urbanas". EBP