Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos para mantener unos pies sanos en verano

PiesEfe

De cara al verano lo primero que sacamos a la luz tras meses escondidos, son los pies. Comenzamos a utilizar las chanclas y sandalias, pero ¿están nuestros pies preparados para sobrevivir al verano? El presidente del Colegio de Podólogos de Castilla La Mancha, Francisco López Barcenilla, nos ofrece las claves para cuidarlos.

Según los expertos, la mayoría de los españoles sufrimos algún problema en los pies ya que son una parte del cuerpo a la que se les presta poca atención. Los llamados juanetes, los callos y las durezas, así como las verrugas plantares o los hongos, son más comunes de lo que se piensa, enfermedades que pueden ocasionar muchos problemas de salud.
Desde Informativos Telecinco, hemos podido hablar con el presidente del Colegio de Podólogos de Castilla la Mancha, Francisco López Barcenilla, quien nos ha ofrecido una serie de pautas y consejos a seguir para cuidar de nuestros pies.
Uso de sandalias
“Durante esta época del año la gente suele usar mucho las chanclas y sandalias, si no se tiene ningún tipo de dolencia se pueden llevar sin problema, pero se aconseja que no sean ni más grandes ni más pequeñas, deben ser de la talla adecuada
“Es desaconsejable para aquellas personas que sufran el llamado juanete, personas diabéticas o que sufran cualquier patología vascular, así como personas que tengan problemas de retención de líquidos. Cuando alguien sufre retención de líquidos, el pie desborda la chancla, siendo así más fácil que se produzcan heridas
Principales dolencias que se sufren en verano
“En verano el pie suda más y al estar en contacto con el aire, la arena de la playa, entre otros ambientes, el pie se reseca más. Se debe tener un especial énfasis en hidratar los pies o en el caso de tener una sudoración excesiva, usar medicamentos astringentes.
“Los hongos y los papilomas son las enfermedades más comunes durante el verano, ya que los lugares públicos y húmedos, son el mejor criadero. Es difícil de evitar padecerlos, dependiendo mucho de si se está bajo de defensas o se tiene alguna herida”
Recomendaciones
“Las pautas principales para una buena salud de los pies, implican una exhaustiva higiene, secado concienzudo y una buena hidratación
Muchas veces es imposible evitar coger hongos en la piscina o la playa, por eso hay que llevar las chanclas hasta la orilla misma y luego aclararlos. Es recomendable en personas que no tienen ningún tipo de dolencia, que acudan al podólogo una vez al año para hacer revisión. Si sufren algún problema, la visita debe de ser más frecuente”