Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cumplen seis meses de la desaparición de Amy Fitzpatrick en Mijas

Imagen de archivo de Amy Fitzpatrick, la joven desaparecida hace seis meses en Mijas.telecinco.es
Amy Fitzpatrick, una adolescente irlandesa afincada en la costa del Sol junto con su familia desapareció hace ahora seis meses en Mijas. Su madre, Audrey Fitzpatrick, se muestra optimista ante la posibilidad de encontrar a su hija, aunque no ha habido novedades en la investigación.
"Al principio pensábamos, teníamos la esperanza, y la Policía también, de que podía haber escapado", ya que se trata de una adolescente que vivía en una ciudad distinta donde no estaba contenta, ha comentado Autrey. Sin embargo, ahora "ya no, no hay ninguna posibilidad de que eso haya podido pasar".
"Pensamos que puede estar con un hombre mayor, de habla inglesa, que le ha prometido que le conseguiría un pasaporte" -puesto que no tenía-, y con el que quizás haya hecho planes, ha explicado la madre de Amy.
Para la madre, la trama se ha hecho "tan grande" que su hija ya no sabe cómo volver, o que "no la dejan volver", y está retenida contra su voluntad, ya que para Amy es "muy difícil" mantenerse lejos de la gente que quiere, de sus amigos, su familia, e irse a un sitio completamente diferente, "a menos que haya alguien que le esté enseñando, que le diga haz esto o haz lo otro".
Audrey no cree que su hija se encuentre en España, ni tampoco en Inglaterra, ni en Irlanda. Cree que ha podido pasar la frontera en coche y ha pedido a los medios y a las autoridades que no se olviden de su caso, y que se mantengan los carteles con la foto de Amy para que la gente de aquí y la que viene de vacaciones le pueda reconocer.
Audrey se ha mostrado satisfecha con la labor que está llevando a cabo la Guardia Civil para encontrar a la menor, y ha hecho un llamamiento para que la prensa inglesa se haga eco de su caso.
Amy, de 15 años, fue vista por última vez sobre las 22.00 horas del pasado día 1 de enero, cuando salió de la casa de una amiga situada en la urbanización Calypso en la que ambas habían cuidado del hermano pequeño de ésta, para dirigirse a su domicilio, ubicado en la urbanización Riviera del Sol de Mijas Costa.
La joven mide 1,65 metros, tiene cabello moreno, es delgada, tiene ojos azules y vestía en aquella ocasión un chándal con una camiseta 'Diesel' negra.