Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los daños ocasionados por el artefacto en Arrazua-Ubarrundia son "mínimos"

La Ertzaintza mantiene acordonada la zona del repetidor de telefonía móvil del término municipal alavés de Arrazua-Ubarrundia donde anoche estalló un artefacto de fabricación casera que, según la Policía vasca, ha ocasionado daños materiales "mínimos".
El repetidor de telefonía se encuentra situado a unos trescientos metros de la entrada de Mendibil, pueblo que pertenece al término municipal de Arrazua-Ubarrundia.
A las diez de la mañana varios agentes continuaban con las tareas de búsqueda de pruebas que ayuden a la investigación, ha confirmado la Ertzaintza.
El artefacto que estalló hacia las 22:35 horas de ayer estaba colocado en la valla exterior que delimita el perímetro de la antena y estaba compuesto por una bombona de cámping gas y un iniciador pirotécnico, según las primeras investigaciones de la Ertzaintza, que ha atribuido el suceso a la violencia callejera.
La explosión no ha tenido consecuencias en las líneas telefónicas de la zona.