Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las deducciones fiscales a la contratación de seguros privados de salud crearía empleo y ahorro al SNS, según el IDIS

Una deducción del 15% crearía 18.000 empleos y ahorraría 445 millones de euros
Aplicar deducciones fiscales a aquellos ciudadanos suscritos, de forma voluntaria, a seguros individuales de salud crearía empleo y ahorro al Sistema Nacional de Salud (SNS). Así lo han manifestado los participantes del taller de trabajo promovido por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis) en el XVIII Congreso Nacional de Derecho Sanitario, celebrado en Madrid.
En concreto, la incorporación de una deducción fiscal del 15 por ciento a la suscripción privada de seguros voluntarios individuales de salud, para todo tipo de rentas, "crearía más de 18.000 puestos de trabajo y podría llegar a ahorrar más de 445 millones de euros al SNS", según el vicepresidente del Idis, Iñaki Peralta.
Asimismo, "supondría un ahorro medio de 300 euros al año en las familias de cuatro miembros que contrataran seguros sanitarios privados y un posible incremento en la recaudación del Estado, a través del impuesto de sociedades y de otros tributos, de más de 18,9 millones de euros", añade Peralta.
Para el vicepresidente del Instituto de Estudios Económicos, Juan Iranzo, "la sostenibilidad del SNS está en entredicho, porque no hay ingresos y porque existen una serie de desajustes que lo hacen difícilmente viable a medio y largo plazo, entre ellos la deuda de 15.000 millones de euros con los proveedores". A su juicio, "el sistema sanitario público en España no es viable sin una colaboración profunda con el sector privado".
Por ello, propone medidas para hacer más eficiente su gestión, como unificar las compras de fármacos de las comunidades autónomas; introducir incentivos con gestión privada o regular la sobredemanda. Además, considera "esencial" potenciar las desgravaciones fiscales, medida que tendría "un efecto positivo sobre el conjunto de la actividad del sistema", descargaría a la sanidad pública y crearía empleo.
La mayoría de los países de la Unión Europea ofrecen algún tipo de incentivo fiscal en el gasto sanitario directo a las familias --es el caso de Alemania, Irlanda, Luxemburgo o Rumanía-- o en colectivos --como en Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Letonia y Suecia--, situación ésta última que se da en España.
Según el secretario general de Segurcaixa Adeslas, Teótimo Saez, "la deducción en algunos países alcanza el 30 por ciento, por lo que, si en España se instaurase un 15 por ciento resistiríamos comparativas europeas". A su entender, "en la implantación del incentivo fiscal a los seguros sanitarios privados, es más importante el desplazamiento que se produciría en la demanda que el propio ahorro".