Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delegación europea que visita el Delta del Ebro afirma que hasta abril no emitirá recomendaciones

La delegación europea de la Comisión de Peticiones que está de visita por España ha afirmado este martes que hasta el momento no tiene una decisión "definitiva" sobre el estado de las cuencas hidrográficas del Ebro y del Tajo, y hasta el mes de abril no se conocerá un documento con una serie de recomendaciones.
Tras haberse reunido con las autoridades de la Confederación Hidrográfica del Tajo, la Confederación Hidrográfica del Ebro y de la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el eurodiputado eslovaco Pál Csáky, presidente de la delegación y vicepresidente de la Comisión de Peticiones, ha destacado en rueda de prensa que en Bruselas advirtieron a los europarlamentarios de que iban a "tener muchos problemas" durante la visita.
Sin embargo, ha reconocido que tanto los peticionarios como los representantes gubernamentales y de las ONG han mostrado una "energía muy positiva" y han podido mantener reuniones "muy serias".
Aún así, ha afirmado que lo único que hay hasta el momento es la opinión personal de todos los diputados europeos pero no la "decisión final".
En este sentido, ha anunciado que después de la visita que se realizará mañana en Talavera de la Reina (Toledo) junto a los peticionarios de la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche para comprobar si cumple la normativa europea de medioambiente, se hará un análisis y después un documento final con recomendaciones que se conocerá en abril.
Según el presidente de la delegación, el Parlamento "tiene una influencia bastante ilimitada" en este ámbito, ya que son las autoridades autonómicas y españolas las que tienen que "dar una respuesta" al respecto. "Lo que sí podemos hacer es dar una serie de recomendaciones y echar una mano y ser útiles, pero no podemos solventar este problema", ha añadido.
Preguntado acerca de la manifestación que tuvo lugar el pasado domingo contra el nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aprobado por el Gobierno en funciones, Csáky solo ha recalcado que "se ve la importancia que tiene que los ciudadanos vean cuáles son sus derechos y que se muestren activos a la hora de luchar por los mismos".
RECLAMO INDEPENDENTISTA
Por su parte, la eurodiputada popular española Rosa Estaràs ha lamentado ante los periodistas al término de la rueda de prensa que esta expedición haya sido utilizada como reclamo independentista por el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Raül Romeva, y otros diputados catalanes.
"Algunos utilizaron el tema del agua para reclamar la independencia, no es lo que toca y no es lo correcto. El tema del agua es muy importante para manosearlo de esta manera", ha aseverado.
También ha criticado que el gobierno de Rodríguez Zapatero obvió los Planes de Cuenca del Ebro y del Tajo que, según la Directiva Europea, tenían que estar hechos en el año 2009. Sin embargo, en 2012, fue el PP quien "tuvo que hacerlos con tres años de retrasos" y que el segundo ciclo de estos planes tenían que haberse puesto en marcha en 2015-2021 y ha sido el Ejecutivo de Mariano Rajoy quien ha tenido que hacer "al mismo tiempo" ambos planes.
Asimismo el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha subrayado durante la reunión con los europarlamentarios que en esta legislatura se han aprobado "dos ciclos enteros de planificación hidrológica y poner así fin al gran retraso existente en esta materia".
Según ha informado el departamento que dirige Isabel García Tejerina en un comunicado, los planes en vigor han incorporado las recomendaciones formuladas por la Comisión Europea. De hecho, ha destacado que el segundo ciclo no solo "mejora" los planes del primero sino que permite "impulsar una política del agua destinada a alcanzar un equilibrio entre la consecución de los objetivos ambientales y los de atención a las demandas".
LAS RECOMENDACIONES NO SE VEN "IMPLEMENTADAS"
Por otro lado, la representante italiana de Europa de la Libertad y de la Democracia Directa (EFDD) Eleonora Evi, ha dicho que "lo más triste" es que todas las recomendaciones de las directivas luego no se ven "en la realidad implementadas".
También ha reconocido que si estuviese en España se hubiese unido a los miles de manifestantes del pasado domingo por el Delta del Ebro, porque es un "derecho que hay que proteger en el medio ambiente y en la vida de las personas".
Por último, la eurodiputada sueca de los Verdes/ALE Bodil Valero se ha mostrado preocupada de que "no se miren las alternativas al regadío". Por ello, ha abogado por "buscar las soluciones del futuro y no las de antes" de cara al cambio climático y de solucionar el problema del agua en España que, a su juicio, "cada vez es mayor".
Otros de los miembros de la delegación son la eurodiputada de Polonia, Julia Pitera, la griega Kostadinka Kuneva y el parlamentario europeo de Letonia Tatjana Zdanoka. También, los españoles, Pilar Ayuso, Sergio Gutiérrez, Javi López y Ernest Urtasun.