Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pabellón deportivo que se desplomó en Sant Boi tenía que ser reformado en 2007

El pabellón del polideportivo de Sant Boi tenía que ser remodelado en 2007 y no se hizo. Dos años después un vendabal lo derriba y mueren cuatro niños. Foto EFEtelecinco.es
La reforma del pabellón del polideportivo que se desplomó en Sant Boi estaba prevista en 2007, pero no se hizo. La partida aprobada para las obras era de 1,5 millones de euros, de los que no se empleó ni un céntimo para la remodelación del estadio, donde murieron cuatro niños el pasado sábado. La información, que publica el diario La Vanguardia, ha sido confirmada por el alcalde, Jaume Bosch (PSC), aunque aclara que ese dinero se iba a emplear para la grada, porque la construcción que cayó estaba en perfecto estado.
Dos años después de la aprobación de las obras, el estadio se mantenía igual y nadie puede asegurar que la tragedia en Sant Boi no pudo ser evitada. En 2007, la reforma del polideportivo fue anunciada como una de las principales inversiones del presupuesto, sin que se realizara.
El Pla d´Actuació Municipal (PAM) del 2004-2007 del Ayuntamiento de Sant Boi en el apartado 2 de Benestar Social i Participació, en el capítulo 2.6 de Esports hacia referencia a la "necesaria remodelación" del polideportivo.
En 2009, estas mismas necesidades de reforma han sido presupuestadas con un euro, una "práctica administrativa" habitual para no finiquitar un proyecto, que se mantiene "olvidado en el cajón", según  La Vanguardia.
El alcalde Jaume Bosch,sin embargo, ha venido insistiendo desde el incidente que la "construcción, que cayó estaba en perfecto estado y había sido la última en construirse".
El redactor de La Vanguardia presenta la opinión de otras fuentes dentro del propio Consistorio de Sant Boi que aseguran que la idea de remodelar por completo el polideportivo estaba clara, así como la nave en la que el sábado murieron los cuatro niños, aunque no formaba parte del proyecto original.
El túnel de lanzamiento que quedó completamente destruido ha sido criticada por los vecinos que esperan que la investigación aclare las dudas sobre la seguridad del edificio.
El desplome ocurrió el pasado sábado cuando el fuerte vendaval se llevó el tejado y las paredes de bloques se desmoronaron sobre los niños. Los vecinos aseguran que en la zona intermedia no había estructuras que sostuviera el techo de forma segura.
Ahora la calidad y la seguridad del edificio se pone en duda, a pesar de las afirmaciones del alcalde. Una estructura que tenía que haber desaparecido en 2007, tal y como estaba establecido en el Pla d´Actuació Municipal 2004-2007.ZA