Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los inquilinos le dejaron a deber 4.000 euros y el piso destrozado

Los inquilinos le dejaron a deber 4.000 euros. Una deuda que Antonio les perdonó porque era una familia sin recursos con dos hijos pequeños.  A este hombre no le parece justo porque durante tres años ha soportado retrasos en los pagos del alquiler y un año de impago. Asegura que a veces le pagaban, un mes 100 euros, otro 200 . Tuvo que desahuciarles y ahora no sabe lo que va a hacer. Antonio cobra 600 euros de pensión y afrontar el arreglo de la vivienda le costaría 10.000.  Han destrozado todo:  la taza del baño, la cocina, el parquet… El inquilino, que ahora disfrutar de un alquiler social, alega que apenas le dieron tiempo para limpiar, pero Antonio asegura que le notificaron el desahucio con más de un mes. Este hombre pide ayuda a la Xunta  para reparar los destrozos.