Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos desalojados en Rubiá y O Barco (Ourense) vuelven a sus hogares tras estabilizarse el incendio

Los regidores de ambas localidades afirman que la situación reviste "normalidad", aunque piden calma hasta el control del perímetro
Los alcaldes de los municipios afectados por el incendio en la comarca de Valdeorras, el popular Elías Rodríguez de Rubiá (Ourense) y el socialista Alfredo García de O Barco (Ourense), han afirmado a Europa Press que la "situación está controlada", lo que ha permitido la vuelta a sus hogares a los vecinos que habían sido desalojados en la tarde del sábado.
El alcalde de Rubiá, Elías Rodríguez, ha señalado que los vecinos de los pequeños núcleos de población que tuvieron que ser desalojados en la tarde del sábado "a lo largo de la noche ya han podido volver a sus casas", aunque algunos todavía no han regresado a sus hogares tras pasar la noche en las casas de familiares residentes en la zona.
Pese a la evacuación de estas aldeas, "tan solo una casa deshabitada que se encontraba bastante alejada de estos núcleos de población" ha sido alcanzada por las llamas, según ha indicado el alcalde de Rubiá.
En este sentido, el alcalde de O Barco, Alfredo García, ha afirmado que los evacuados en su municipio también ha retornado a sus hogares. De todos modos, ha recordado que los propietarios de las dos casas habitadas que ardieron en la noche del viernes "permanecen con sus familiares".
SITUACIÓN DE NORMALIDAD
Elías Rodríguez ha indicado que, en la mañana del domingo, el viento está volviendo a levantarse en la zona, si bien "no debería haber complicaciones" al estar "prácticamente apagados" los focos que permanecen activos.
El regidor barquense también ha mostrado su confianza en que el viento no provoque una situación como la vivida ayer, cuando se creía controlado el incendio y el aire reavivó los focos. "Es una situación más fácil que la de ayer, cuando el fuego estaba en plena ebullición", ha indicado Alfredo García.
García ha afirmado que "hay que mantener la prudencia", ya que, pese a que ha reconocido que el fuego está "controlado", la extinción total de las llamas "depende de múltiples factores externos".
SATISFACCIÓN CON LOS EFECTIVOS
El regidor de Rubiá ha elogiado la "coordinación total y absoluta" entre todos los efectivos desplegados en la zona para combatir el fuego, que, para Rodríguez, han tenido una actuación "correcta".
En la misma línea se ha mostrado Alfredo García, que ha reconocido el "esfuerzo muy grande" de los "muchos medios" que desde el viernes han participado en la extinción del incendio, aunque no ha querido entrar a valorar la coordinación entre los diferentes cuerpos ya que no conoce "las características técnicas".