Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de la chica desaparecida en Motril apoya a los padres de la joven sevillana

Antonio del Castillo (c), padre de la chica de 17 años desaparecida en Sevilla desde hace once días, durante la rueda de prensa que ofreció ayer a las puertas de su vivienda familiar. EFEtelecinco.es
Teresa Martín, la madre de la chica desaparecida hace algo más de ocho años en Motril (Granada), María Teresa Fernández, ha pedido a los padres de la joven sevillana Marta del Castillo que "sigan luchando para que no quede el caso de su hija en el olvido y se mantenga la investigación".
Martín ha expresado su deseo de que la chica sevillana, desaparecida desde hace más de una semana, "vuelva pronto a casa sana y salva", y ha asegurado saber "lo que está sufriendo en estos días su familia".
La madre de María Teresa ha indicado que cada vez que tiene conocimiento de la desaparición de una persona su familia "revive" el momento en el que desapareció su hija, en agosto de 2000.
También ha apuntado que actualmente se desconoce el paradero de más de 15.000 personas en España, y ha solicitado a la Policía que forme a especialistas en desapariciones en todas las comisarías del país.
María Teresa Fernández desapareció el 18 de agosto de 2000, cuando tenía 18 años, en la avenida de Andalucía de Motril, desde donde iba a encontrarse con unos amigos para acudir al recinto ferial de la localidad granadina.
Desde el día de su desaparición, sus padres emprendieron una campaña en su búsqueda que los llevó a repartir carteles con su fotografía por todas las comunidades autónomas y a organizar manifestaciones mensuales para evitar que el caso cayese en el olvido.
Además contactaron con pescadores y camioneros para que llevasen la imagen de su hija a todos los rincones del país y anunciaron recompensas en páginas web a quien aportara pistas sobre su paradero.
Desde el momento en el que se supo de la desaparición de María Teresa los padres de María Teresa Fernández descartaron la posibilidad de que se escapara de casa.