Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El desborde del lago de A Frouxeira (A Coruña) provoca dificultades para evacuar a una anciana

El desbordamiento de la laguna de A Frouxeira, en Valdoviño (A Coruña), que llega a su cuarto día de anegamiento de la zona, ha provocado diversas dificultades para conseguir evacuar a una anciana que ha reclamado asistencia sanitaria en la madrugada de este domingo.
De ello ha informado a Europa Press el responsable de la Asociación de Defensa do Entorno da Frouxeira, Fernando Vilar, quien ha explicado que pasadas las 6.00 horas de la madrugada, una vecina de unos setenta años requirió los servicios del 112. Así, al lugar acudió "una ambulancia que no pudo pasar", tras lo cual se avisó a los bomberos que "tampoco pudieron acceder a la casa de esta vecina".
Finalmente, "dos horas después", se consiguió un vehículo 4x4 que "pudo acceder" para auxiliar a esta anciana, que fue trasladada a un centro médico.
Hasta el lugar viajó el hijo de la afectada, que vive en el municipio de As Pontes, y al intentar acceder a la vivienda de su madre tuvo que dejar su coche a 500 metros, "en el medio del lago" de A Frouxeira. Un vehículo que se ha quedado "en el vial del paseo marítimo con agua hasta la mitad".
Por este motivo, los vecinos denuncian abandono ante una situación de anegamiento de la zona que se viene repitiendo en el tiempo en los últimos años, y se preguntan "a ver qué pasaría si llega a ser una situación de vida o muerte".
VÍA DE DESAGÜE, EL MARTES
Por su parte, según informó el alcalde de Valdoviño, José Antonio Vigo, a Europa Press, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraesturas prevé abrir el próximo martes el canal de desagüe de la laguna de A Frouxeira, que ha anegado la carretera que discurre próxima al humedal y varias viviendas, en una situación que afecta a unas 40 familias de la zona.
A pesar de las denuncias de los vecinos, no se prevé que la apertura del canal se lleve a cabo hasta el martes debido a las dificultades actuales para trabajar en la zona, en una apertura de la vía de desagüe en la que, además, debe respetarse el plan de conservación de este espacio natural para evitar su vaciado.
De este modo, la laguna de A Frouxeira vuelve a estar desbordada como ya ocurrió a finales de 2011, cuando los vecinos de la zona llegaron a encerrarse durante 16 días en la Casa Consistorial, en donde incluso tomaron las uvas de fin de año, en una acción reivindicativa para reclamar medidas. Una situación que se ha repetido en otras ocasiones a lo largo del tiempo.