Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La caída de una roca causa un descarrilamiento en la línea Santander-Palencia y corta el tráfico ferroviario

El desprendimiento a primera hora de este jueves de una roca de entre 4.000 y 5.000 kilogramos sobre las vías del tren entre las localidades cántabras de Las Fraguas y Los Corrales de Buelna ha causado el descarrilamiento de un cercanías que circulaba sin pasajeros y ha obligado a cortar el tráfico ferroviario en la vía, que forma parte de la línea que une Santander con Palencia y el centro del país.
Según han informado a Europa Press fuentes de Renfe y Adif, el desprendimiento se ha producido sobre las 7.00 horas y ha provocado que descarrilara un tren de cercanías que iba vacío.
Al tratarse de una vía única, el tráfico ferroviario se ha detenido y se han desplazado al lugar tanto equipos de Renfe, para retirar su material, como de Adif, que ha tenido que conseguir la maquinaria adecuada para retirar la roca. Además, sus técnicos deberán inspeccionar las vías para comprobar si necesitan reparación, con lo que el Administrador ferroviario no puede facilitar, de momento, una hora de reapertura del servicio.
La situación afecta a os trenes de cercanías del núcleo de Santander así como a las relaciones de media y larga distancia, por lo que se ha establecido un plan alternativo de transporte de viajeros.
Así, los pasajeros del Alvia de las nueve de la mañana en dirección a Valladolid y Madrid han sido trasladados en autobús hasta Alar del Rey (Palencia) y desde allí han continuado el viaje en tren. Lo mismo sucederá para quienes viajen en sentido contrario (Madrid-Valladolid-Santander).