Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El descarrilamiento parcial de un tren obliga a interrumpir el tramo entre Canet y Calella (Barcelona)

El descarrilamiento parcial de un tren de Renfe en la estación de Sant Pol de Mar (Barcelona) ha obligado a interrumpir el paso de convoyes entre Canet y Calella y a dar servicio alternativo por carretera.
Según ha informado este miércoles la compañía ferroviaria, los pasajeros han salido ilesos y se han dirigido por su propio pie a la estación.
El tren afectado hacía el recorrido Calella (16.18 horas)- L'Hospitalet (17.37 horas) y ha sufrido la salida de cinco de sus ejes a la entrada de la estación, sobre las 16.27.
Como consecuencia, el servicio de la línea R1 se presta entre Molins de Rei /L'Hospitalet y Canet en tren; entre Arenys de Mar y Pineda de Mar por carretera y entre Calella y Blanes/Maçanet por tren.
Los técnicos de Adif y Renfe se han desplazado al lugar para trabajar para normalizar la circulación de trenes.
Protección Civil ha activado la prealerta del Plan de emergencias en el transporte ferroviario (Ferrocat).