Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía descarta la desaparición voluntaria de Amy Fitzpatrick

Amy desapareció cuando salía de casa de una amiga. Sus padres mantienen que puede estar retenida en algún punto de la provincia de Málaga, que ya ha sido rastreada palmo a palmo, sobre todo a raíz del testimonio de un hombre que aseguró haber visto ropa de mujer esparcida por una zona montañosa y escarpada, además de notar "cierto olor desagradable". Pero, de momento, no hay pistas acerca de su paradero.

El subdelegado del Gobierno en la provincia, Hilario López, ha manifestado que no cree la desaparción fuera voluntaria por el tiempo pasado. Además, se busca otro coche que puede relacionarse con el caso. La chica se ausentó en algunas ocasiones de casa, pero nunca más de dos o tres días y siempre telefoneó para decir dónde se encontraba.

Durante todo este tiempo, en Irlanda, la Policía también ha investigado la posibilidad de que la joven pueda estar en este país, donde reside su padre biológico.

La joven mide 1,65 metros, tiene el cabello moreno, es delgada, tiene los ojos azules y en el momento de su desaparición vestía un chándal con una camiseta marca Diesel.