Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cielos estarán despejados hasta el Viernes Santo, cuando regresará la lluvia excepto al Mediterráneo

Las precipitaciones y la inestabilidad del inicio de la Semana Santa tenderán a disminuir a partir de este miércoles aunque el Viernes Santo volverán a aparecer las lluvias y se instalarán por todo el país, excepto en el área mediterránea, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
De este modo, este miércoles habrá una tendencia a que la inestabilidad de los días precedentes disminuya, al tiempo que remitirán las precipitaciones, que quedarán restringidas al extremo norte de la Península, debido a una entrada de vientos de componente
norte, y al tercio sur peninsular, donde podrán producirse algunos chubascos aislados.
Las temperaturas tenderán a descender ligeramente, de forma algo más acusada en el norte peninsular donde la cota de nieve bajará hasta unos 800-1.100 metros. En Canarias, se mantendrán los intervalos nubosos con
probabilidad de precipitaciones débiles en el norte de las islas de mayor relieve. Mientras, el viento podría alcanzar intensidad fuerte en puntos del nordeste de la Península, en Baleares y en Canarias.
Para el Jueves Santo, se espera un predominio de la estabilidad en casi toda la Península y Baleares, con cielos poco nubosos o despejados salvo en Galicia y en el Cantábrico, donde hay posibilidad de alguna precipitación débil.
El Viernes Santo, la llegada de un frente atlántico traerá nubosidad a muchas zonas aunque las precipitaciones, en general débiles, quedarán limitadas al tercio noroeste peninsular. Las temperaturas tenderán a subir. En Canarias, continuarán los intervalos nubosos con probabilidad de algunas precipitaciones débiles en el norte de las islas de mayor relieve.
Para el Sábado Santo y Domingo de Resurrección, así como para los siguientes días, es probable la llegada de varios frentes atlánticos por el noroeste peninsular, con precipitaciones que se irán extendiendo desde Galicia al resto de la Península, que serán menos probables cuanto más al sur y al este y no esperándose que alcancen el área mediterránea.
Se espera que el Lunes de Pascua sea un día de transición, en el que es probable que las precipitaciones se restrinjan a Galicia, sin que se esperen cambios en Canarias.