Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo desprendimiento en el desfiladero de la Hermida (Cantabria) causa importantes daños en una casa

Un nuevo desprendimiento en el desfiladero de la Hermida, a la altura del Balneario, ha producido daños "importantes" en una casa deshabitada en el momento del siniestro, contra la que ha impactado una "gran" roca. Otra roca de gran tamaño ha caído en la calzada.
Así lo han informado a Europa Press fuentes del Gobierno de Cantabria, que han explicado que el desprendimiento de estas dos rocas de grandes dimensiones se ha producido poco antes de 2.00 horas de este martes en el kilómetro 163 de la carretera nacional N-621, a la altura de Peñarrubia, donde se ubica el Balneario de la Hermida.
La roca de la calzada cortó un carril, que ha permanecido cerrado hasta la retirada de la misma a las 3.30 horas. La otra impactó contra una casa, a la que han ocasionado importantes daños en su estructura, aunque no hay que lamentar heridos puesto que no había nadie en la vivienda en el momento de los hechos.
Al lugar se han desplazado efectivos de Mantenimiento de Carreteras, Guardia Civil y del Parque del 112 de Tama.
Se trata del segundo argayo que se produce en poco más de dos semanas en el desfiladero de la Hermida, tras el registrado, también de madrugada, el día 23 a la altura de Castro Cillorigo, cuando cayeron más de mil toneladas de piedras sobre la carretera, lo que obligó a interrumpir el tráfico durante varias horas.