Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Por cada euro destinado a la diabetes el SNS ahorraría 20 en el futuro

El Sistema Nacional de Salud (SNS) destina cada año entre 10 y 15 millones de euros al tratamiento de la diabetes y sus complicaciones, un gasto que se podría reducir "considerablemente" con una mayor inversión en programas de prevención y control de esta enfermedad, según la Sociedad Española de la Diabetes (SED), que calcula que "por cada euro invertido se ahorrarían 20 en el futuro".
Así lo ha asegurado el doctor Alfonso López Alba, coordinador del Grupo de Trabajo Diabetes y Sociedad de esta entidad con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se celebra el próximo 14 de noviembre. "La mejor inversión, incluso en tiempos de crisis, es aumentar el gasto en diabetes", asevera.
Tras el alto coste que representa la diabetes para la sanidad española se esconden las "numerosas complicaciones" que se derivan de la misma, como la retinopatía, la nefropatía y el pie diabético, junto a otras menos conocidas como la neuropatía y la impotencia en los varones, la enfermedad periodontal, los infartos de miocardio e ictus.
Sin embargo, "hasta un 40 por ciento son evitables gracias a un estricto control de la enfermedad", recuerda este experto, en declaraciones a Europa Press, de ahí el ahorro futuro que se conseguiría con una inversión inicial.
Uno de los ejemplos que utiliza la SED para destacar la importancia de un control actual de cara al futuro es la gestión de tiras reactivas para la medición de la glucosa en sangre, cuyo uso adecuado podría prevenir el coste en casos de hipoglucemias e hiperglucemias graves entre 1.500 y 10.000 euros por persona hospitalizada.
El problema del abordaje de la diabetes es que se trata de una enfermedad "silente" que "tarda varios años en dar la cara". De hecho, apunta López Alba, de los más de 4,5 millones de personas que padecen diabetes en España un tercio (1,5 millones) no sabe que la padece.
Asimismo, el hecho de que sus efectos iniciales no sean tan "dañinos" como los de otras patologías hace que muchos pacientes ya diagnosticados "no perciban la repercusión que ésta puede tener en el futuro. Por ello, desde la SED proponen una mayor inversión en programas preventivos dirigidos a las personas con diabetes y a los profesionales sanitarios, a fin de "disminuir los altos costes materiales y humanos que provoca".
"Aunque al principio supone un gasto, a largo plazo será una inversión", recalca este experto, quien advierte también del progresivo aumento del número de casos derivado de una "obesidad infantil cada vez más prevalente".
Según ha destacado este experto, hace 20 años apenas el 6 por ciento de los niños españoles presentaba obesidad, lo que ha dado lugar a que un 30 por ciento de la población adulta tenga ahora diabetes. "Si extrapolamos los datos de obesidad infantil actuales --19% de los niños de 6 a 9 años, según el Ministerio de Sanidad-- no es de extrañar que dentro de 20 años más de la población adulta tendrá diabetes", concluye.