Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 300 menores de doce años son detectados por Tráfico viajando sin ningún sistema de retención en una semana

Hasta 318 menores de doce años han sido detectados por la Dirección General de Tráfico (DGT) viajando en el coche sin ningún tipo de sistema de retención en su última campaña de sensibilización, que ha llevado a cabo durante la semana pasada.
"Desconocimiento, despiste, prisas, a mí no me va a pasar, vamos aquí al lado, o voy despacio", son algunas de las típicas excusas dadas por los adultos responsables de llevar a esos menores, según ha señalado Tráfico, que ha apuntado que el número de infractores demuestra que campañas "como ésta todavía son necesarias".
De estos 318 menores, 63 iban situados en el asiento delantero y 255 en los asientos traseros. Además, otras 4.970 personas viajaban sin hacer uso del cinturón de seguridad. Concretamente, 3.153 conductores y 1.817 pasajeros, de los cuales, 1.106 estaban situados en los asientos delanteros y 711 en los asientos traseros.
En total, durante la pasada semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado 468.568 vehículos. Se han detectado 5.288 infracciones de conductores o pasajeros que no hacían uso del reglamentario sistema de retención.
Para la DGT, estos datos vienen a confirmar que "pese a los mensajes enviados desde distintas instituciones u organismos sobre los beneficios tan importantes que supone el uso del cinturón de seguridad (reducen a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente) y a la obligatoriedad de llevarlo, sigue habiendo un reducto de conductores que hacen caso omiso tanto a los mensajes emitidos como a la obligación de llevarlo, poniendo en peligro su vida y la de los menores, en caso de llevarlos".
Los menores tienden a imitar todo lo que los adultos realizan, de modo que si un menor ve a sus padres o abuelos ponerse el cinturón de seguridad cuando suben al coche, ellos, en la medida de sus posibilidades, se lo pondrán sin tener que decirle nada cuando vea que los demás ocupantes del vehículo se lo ponen.
Por tanto, además de los mensajes lanzados desde las instituciones y los colegios, es muy importante la labor en seguridad vial que realizan los padres, según ha advertido Tráfico. "Si un padre o madre utiliza el cinturón de seguridad, su pequeño lo usará y le será imprescindible cada vez que suba a un vehículo, un hábito que habrá conseguido interiorizar y que en ocasiones le salvará de una lesión o de la muerte en caso de accidente", ha subrayado.
El uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, reduce el riesgo de contacto con el interior del vehículo o reduce la gravedad de las heridas, distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo humano, impide que el ocupante sea expulsado del vehículo en caso de impacto e impide que se lesionen otros ocupantes.
Además, "para los que son conscientes de sus beneficios, pero aún así siguen sin utilizarlo", Tráfico recuerda que no hacer uso del mismo supone cometer una infracción grave, que lleva aparejada una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir, en el caso de que se trate del conductor.