Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un detenido en agosto en Bilbao por abuso sexual a una niña de 11 años estaría implicado en el acoso a otras 9 menores

Agentes de la Ertzaintza han descubierto que un hombre de 33 años que fue detenido en verano en Bilbao por abusar sexualmente de una niña de 11 años, está implicado, supuestamente, en el acoso a otras nueve menores más en Euskadi, Zaragoza y Cantabria, y siguen investigando por si hubiera cometido más delitos, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.
Agentes del grupo de delitos contra las personas de la Comisaría de Bilbao detuvieron el pasado mes de agosto a un individuo, acusado de los delitos de abusos sexuales, exhibicionismo y provocación sexual de los que había sido víctima una menor.
Tras su detención y posterior ingreso en prisión, la investigación ha continuado abierta al constatarse la existencia de otras posibles víctimas y se han contabilizado otras nueve menores más a las que habría acosado sexualmente.
Según ha explicado Seguridad, el pasado 23 de julio se personó en la Comisaría de Bilbao un padre para denunciar los abusos sexuales a los que había sido sometida su hija, de once años, por parte de un varón. La menor había conocido al agresor a través de las redes sociales y había concertado con él dos citas, durante las que se habían producido los abusos.
La Ertzaintza dio inicio a una investigación que permitió identificar al agresor, un vecino de Bilbao de 33 años de edad, que ya había sido imputado en 2005 por agredir a otra menor al resistirse ésta a sus abusos sexuales e identificado más recientemente en otra investigación por exhibicionismo ante menores.
El sospechoso había intercambiado fotografías de índole sexual con la menor, ante la que adoptaba el papel de "guía sexual". La detención tuvo lugar el pasado 12 de agosto en Bilbao y, tras ser puesto a disposición judicial, ingresó en prisión.
Tras el arresto, la Ertzaintza extendió la investigación a los ordenadores y dispositivos móviles del detenido, localizando en ellos diverso material de contenido sexual, incluida pornografía infantil, y evidencias de su intercambio con otras jóvenes menores de edad.
Los investigadores consiguieron identificar hasta un total de nueve víctimas más, con edades comprendidas entre los 11 y los 16 años y domiciliadas siete de ellas en localidades vizcaínas y otras dos en Zaragoza y Cantabria. En las conversaciones con las menores el agresor les había realizado ofertas para citarse en persona, con el supuesto fin de mantener relaciones sexuales.
Tras contactar la Ertzaintza con las familias de las afectadas, éstas procedían a interponer las correspondientes denuncias contra el presunto agresor por los delitos de exhibicionismo, abuso y provocación sexual. La investigación continúa abierta y no se descarta la aparición de más víctimas.
La Ertzaintza ha alertado de los riesgos que un mal uso de las redes sociales puede entrañar, especialmente para los menores de edad, y recomienda a los padres y tutores de los mismos que adopten las medidas necesarias para salvaguardar su seguridad.