Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un segundo detenido por los incidentes del 22M ingresa en prisión acusado de lanzar una señal a dos policías

Un segundo detenido por los incidentes con la policía registrados el pasado 22 de marzo, tras las marchas de la Dignidad en Madrid, ha ingresado en prisión provisional y sin fianza acusado, entre otras cosas, de lanzar una señal de tráfico que había arrancado previamente contra dos agentes.
Según el auto fechado el pasado sábado, 5 de abril, el detenido Ismael N.C. está acusado de un delito de desordenes públicos, otro de atentado a agentes de la autoridad agravado con utilización de medio peligroso y dos delitos o falta de lesiones.
Estos indicios se concretan en la declaración testifical de dos policías nacionales que han asegurado que el detenido el pasado 22 de marzo, en las inmediaciones de la Plaza de Colón, "arrancó vallas y lanzó piedras" contra la Policía.
Además, se refiere a la señal arrancada, de tráfico y color azul, que lanzó contra los dos agentes "que pudieron esquivarla" aunque otro tercer policía "recibió un impacto en el hombro". Los testigos han explicado que la señal era de estructura metálica y medía más de dos metros, "lo que constituye sin duda medio peligroso susceptible de causar lesiones graves a la persona que reciba el impacto con la misma".
Después de que en reconocimiento de rueda, ambos testigos le hayan reconocido "sin género de dudas" como la persona que lanzó la señal además de las piedras, el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid, en funciones de guardia, ha tomado como medida cautelar su ingreso en prisión para evitar el riesgo de fuga.
OPERACIÓN PUMA 70
La Policía Nacional inició el pasado viernes una operación policial para detener a los principales autores de los incidentes violentos contra la Policía que tuvieron lugar en Madrid el pasado 22M, concretamente en el Paseo de Recoletos. El operativo, que se llama 'Operación Puma 70', se ha saldado por el momento con once detenidos y nueve imputados, han informado a Europa Press fuentes policiales.
Estas mismas fuentes precisaron que entre los detenidos había integrantes de grupos antifascistas, anarquistas y también integrantes de los 'Bukaneros', los seguidores radicales del Rayo Vallecano de Madrid. Todos los arrestados son mayores de edad y se les acusa de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones.
Para lograr la identificación de estos detenidos ha sido fundamental la colaboración ciudadana, señalaron estas fuentes, según las cuales han recibido llamadas de ciudadanos informando de la identidad de personas a partir de la imágenes difundidas desde ese día en el que resultaron heridas 100 personas, entre ellas 67 policías.
De hecho, gracias a estas imágenes se ha podido detener a Ismael N.C, ahora en prisión, donde se le ve portando la señal de tráfico con la que ataca a los policías. También ha sido detenido el joven que se le vio en las imágenes con una de las piedras de mayor tamaño. A este en particular se le acusa también de que con una lanza artesanal atacó a otro agentes llegando a perforar su chaleco.