Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez prohíbe a los menores detenidos en Pozuelo ir a las fiestas y sus abogados recurren

La mayoría de los abogados de los siete menores acusados de los disturbios ocurridos el pasado domingo en Pozuelo han recurrido la decisión del juez de Menores encargado del caso de que los jóvenes no acudan durante tres meses a fiestas a partir de las 22.00 horas, ya que la consideran desproporcionada.
Así lo han confirmado a Efe fuentes jurídicas, que han precisado que la magistrada de Menores encargada del caso decretó ayer que los siete menores que fueron detenidos el viernes, y que pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores ese mismo día, no salgan a fiestas a partir de las diez de la noche durante tres meses.
Si la Policía les encontrase incumpliendo esta medida se les imputaría una infracción grave.
La Fiscalía de Menores había propuesto una medida menor, en concreto tres meses de libertad vigilada, ya que los técnicos que les evaluaron determinaron que son jóvenes sin antecedentes, con buenos expedientes y de familias estructuradas.
No obstante, la juez dictó la citada medida, por lo que la mayoría de los abogados de los acusados recurrieron ayer mismo y esta mañana esa decisión judicial al considerarla desproporcionada.
A partir de ahora, los técnicos de la Agencia del Menor de la Comunidad de Madrid, que siempre ejecutan las medidas judiciales en cada caso, evaluarán a los menores.
Durante los disturbios de la madrugada del pasado domingo resultaron heridos diez policías y fueron detenidas veinte personas, siete de ellas menores de edad.
El lunes, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón ordenó la puesta en libertad de los trece mayores de edad, a la espera de nuevas diligencias que aclaren su participación en los hechos.