Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres detenidos en Sevilla acusados de cometer robos con violencia disfrazándose de agentes

La Guardia Civil ha detenido a tres individuos de entre 22 y 63 años de edad, dos de ellos padre e hijo, que ya han ingresado en prisión por orden judicial como presuntos miembros de un grupo criminal acusado de cometer robos con violencia e intimidación simulando ser agentes del orden.
Según informa la Benemérita en un comunicado, los detenidos, acusados también de sendos delitos de detención ilegal, tenencia ilícita de armas, usurpación de funciones públicas y pertenencia a organización criminal, se identificaban como agentes de la Guardia Civil, exhibiendo placas y armas de fuego, y usaban bigotes, barbas postizas y pelucas para cometer los hechos delictivos.
La investigación se inició el pasado mes de mayo tras la denuncia de un vecino de la localidad de Pilas (Sevilla) que manifestaba haber sido víctima de un robo con violencia por parte de tres individuos en su domicilio. El denunciante testificó que los autores se habían identificado con una placa con el escudo del Instituto Armado y, amenazándole con una pistola, entraron en su domicilio y realizaron un registro alegando estar buscando tabaco de contrabando y sustrayendo, con ello, una importante cantidad de dinero y tabaco.
Posteriormente, agentes de la Policía Judicial tuvieron conocimiento de varios hechos delictivos con el mismo 'modus operandi'. En uno de ellos la víctima incluso llegó a sufrir un disparo a bocajarro en la zona abdominal, provocándole lesiones de carácter leve al tratarse de una pistola detonadora. En este hecho los autores sustrajeron un vehículo de alta gama.
En otro caso similar, la víctima fue abordada a la salida de un supermercado de la localidad de Pilas por tres individuos, identificados como guardias civiles, que introdujeron a la víctima en un vehículo, le inmovilizaron con bridas y lo condujeron hasta su domicilio para sustraer diferentes joyas, un teléfono móvil y dinero en metálico.
En mayo, en Las Cabezas de San Juan (Sevilla) los tres individuos entraron en un domicilio y, previa identificación como agentes de la Guardia Civil, registraron la vivienda y retuvieron a la familia hasta que finalizaron la inspección, sustrayendo joyas y dinero en efectivo.
La investigación de la Policía Judicial permitió identificar a los autores de los hechos y comprobar cómo su radio de actuación abarcaba también otras provincias andaluzas como Huelva, donde se han logrado esclarecer dos robos con violencia cometidos por estos delincuentes.
Una vez identificados los miembros del grupo criminal, los agentes realizaron dos entradas y registros en los domicilios habituales de los usurpadores interviniendo en ellos dos pistolas, munición detonadora, bridas entrelazadas, pelucas, barbas y bigotes postizos, así como efectos robados en distintos domicilios.
'MODUS OPERANDI'
Los hechos delictivos cometidos coinciden en el 'modus operandi' ya que son tres individuos varones españoles, dos jóvenes y uno más mayor que se hace pasar por oficial de la Guardia Civil y jefe de los otros dos, utilizan placas falsas para identificarse y diferentes elementos para disfrazarse y conseguir sus propósitos delictivos "con gran violencia en sus actuaciones".
Los robos con violencia se cometían generalmente en viviendas, siempre con sus moradores en el interior, los cuales previamente habían sido estudiados minuciosamente por los autores para dar mayor credibilidad a su supuesta condición de agentes de la Guardia Civil. En ocasiones el entorno de las víctimas presuntamente podría estar relacionado con el contrabando de tabaco o el narcotráfico.
Por todo ello, la Guardia Civil ha detenido a tres individuos por delito de robo con violencia e intimidación, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, usurpación de funciones públicas y pertenencia a organización criminal. Se trata de F.L.R. de 59 años de edad, vecino de Sevilla, G.M.M de 63 años y G.M.A de 22 años, estos dos últimos son padre e hijo, ambos vecinos de Mairena del Aljarafe (Sevilla). Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado número dos de Sanlúcar la Mayor, que acordó el ingreso en prisión de todos ellos.