Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve detenidos tras ser desarticulado un clan familiar dedicado a la venta de cocaína en Albacete

Agentes de la Comisaría de Albacete han detenido a nueve personas, entre ellas el gerente de una cafetería, tras desarticular un clan familiar dedicado a la venta de cocaína en Albacete, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.
En concreto, se ha detenido a ocho hombres y una mujer con edades comprendidas entre 55 y 26 años. Cuatro de origen colombiano, uno origen uruguayo, uno origen cubano, uno origen sirio y dos españoles, nacidos en Albacete. Los detenidos han pasado a disposición judicial, tres de los cuales han sido ingresados en prisión.
Entre cacheos y los ocho registros realizados se ha intervenido al grupo criminal 1.400 dosis de cocaína, 18.200 euros, cinco básculas, sustancias para elaboración y elementos para dosificación y venta, tres vehículos, 17 teléfonos móviles, un ordenador portátil y una tablet.
De este modo, los agentes de la Comisaría de Albacete han culminado una operación contra al tráfico de cocaína en la ciudad. Entre los puntos de venta se encontraba una cafetería, donde el gerente traficaba de manera habitual.
La investigación se inició el pasado mes de septiembre para llegar a comprobar que un conocido traficante de cocaína, ya detenido en años precedentes por tráfico de drogas, seguía con su ilícita actividad con la ayuda de su entorno familiar, de origen colombiano. Estaba facilitando a numerosos consumidores de la ciudad y a otros traficantes, como el gerente de la cafetería, donde acudían los compradores.
Una vez completada la información, a finales de diciembre se estableció el dispositivo policial para detener a todos los implicados, procediéndose al registro de ocho domicilios y locales, donde se ocuparon diversos elementos para la elaboración, corte, dosificación y distribución, así como dinero, vehículos, material electrónico y casi 400 gramos de cocaína.
Con estas detenciones, se ha desarticulado un grupo organizado dedicado a la introducción en Albacete de cocaína en cantidades de notoria importancia para su ulterior distribución, sometiéndola previamente a tratamientos químicos de adulteración, así como se ha podido erradicar varios puntos de venta en la capital.