Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco detenidos al desarticular un 'capítulo' de los Trinitarios que okupaban viviendas que usaban como sedes

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco jóvenes, uno de ellos menor de edad, al desmantelar un 'capítulo' de la banda latina de los Trinitarios que ocupaban ilegalmente viviendas que utilizaban como centros de captación o reclutamiento de nuevos miembros de la banda.
Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco jóvenes,
uno de ellos menor de edad, al desmantelar un 'capítulo' de la banda
latina de los Trinitarios que ocupaban ilegalmente viviendas que utilizaban como centros de captación o reclutamiento de nuevos miembros de la banda.
Según informa Jefatura Superior de Policía de Madrid, se han practicado seis registros y se han incautado dos armas de fuego, varias armas blancas y diversa sustancia estupefaciente. Entre los arrestados figura el cabecilla del 'capítulo', detenido en Tetuán.
La investigación comenzó hace varios meses cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varias viviendas que habían sido ilegalmente ocupadas por miembros de la banda latina de los trinitarios.
Tras constatar tales hechos, los policías pudieron comprobar que los inmuebles eran utilizados como puntos de reunión, lugar de refugio de menores de edad fugados y centros de captación o reclutamiento de nuevos miembros de la banda.
Una vez obtenido el correspondiente mandamiento, los investigadores
efectuaron seis registros de viviendas en Madrid y en cuatro municipios
próximos, procediendo a la detención de cinco miembros de la banda Trinitarios.
A su vez, se incautaron dos armas de fuego, varios cartuchos, una defensa extensible, armas blancas y sustancia estupefaciente. Una vez realizados los registros, todos los inmuebles fueron entregados a sus legítimos propietarios.
La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Información, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.