Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis detenidos y 24 kilos de droga intervenida en la mayor operación contra el tráfico de cocaína en CyL

La mayor operación contra el tráfico de cocaína en Castilla y León se ha saldado hasta la fecha con seis detenciones, 24 kilogramos de droga intervenida en la provincia de Segovia, además de casi otros seis en Alemania, y el desmantelamiento de un laboratorio completo de transformación de la sustancia.
La operación, denominada 'Caramelo' y de carácter internacional, se inició el pasado año y continúa abierta, según ha explicado el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ramiro Ruiz Medrano, quien ha avanzado este martes algunos datos sobre el caso antes de participar en la Comisión de Asistencia en la Subdelegación en Segovia.
En declaraciones recogidas por Europa Press, el delegado ha adelantado que probablemente se trata de la investigación sobre cocaína más importante en Castilla y León y ha felicitado al teniente coronel de la Guardia Civil en Segovia, Fernando Gil, así como a la subdelegada del Gobierno en la provincia, Pilar Sanz, por los resultados obtenidos.
Algunos periódicos locales se hicieron eco del caso tras constatar nutrida presencia de agentes en la calle Velázquez de la capital segoviana, ubicada entre la calle José Zorrilla y el Paseo de Conde Sepúlveda.
No obstante, apenas han trascendido datos sobre el mismo, que aún no ha sido cerrado. Este miércoles está convocada una comparecencia de prensa en la Comandancia para dar a conocer algunos detalles.
Ruiz Medrano ha querido asimismo felicitar a la Guardia Civil en Segovia por la desarticulación de una banda que introducía hachís semanalmente desde Marruecos. La operación, denominada 'Montecarlo', se saldó con nueve detenidos, casi todos ciudadanos de nacionalidad marroquí y la incautación de 546 plantas de marihuana y más de 25 kilos de hachís.