Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro detenidos por el robo de material hospitalario en Cataluña, con aparatos por valor de 1,2 millones

Vendían instrumentos valorados en 90.000 euros por 600 en el mercado negro de Colombia
Los Mossos d'Esquadra han detenido en el País Vasco con la colaboración de la Ertzaintza a los cuatro presuntos ladrones de material hospitalario, con aparatos de diagnóstico valorados en más de 1,2 millones de euros, y que iban a ser vendidos en el mercado negro de Colombia.
Según ha explicado este jueves el intendente de los Mossos Jordi Bascompte en una rueda de prensa, se trata de una organización especializada en robar instrumentos médicos formada por dos hombres y dos mujeres --las mujeres, de 64 y 25 años se hacían pasar por madre e hija--, que han sido detenidos después de realizar robos en los hospitales de Vic (Barcelona), Parc Hospitalari Martí i Julià de Salt (Girona), Arnau de Vilanova de Lleida, Vall d'Hebron de Barcelona y Santa Tecla de Tarragona.
En un primer momento, los detenidos entraban por separado en los hospitales para descubrir donde se guardaban los aparatos y realizar tareas de vigilancia con el fin de controlar si había vigilancia de la seguridad y qué horarios eran los óptimos para robar las herramientas, ha explicado el intendente.
Para dar el golpe, "normalmente dejaban el coche en el párking", entraban en el hospital, se dirigían a las salas o almacenes donde sabían que se guardaba el material y, mientras las mujeres se encargaban de vigilar, los otros --padre e hijo, de 61 y 33 años-- se iban guardando los equipos en mochilas.
Posteriormente, contactaban con grupos procedentes de Colombia con los que pactaban precios de unos 600 euros por pieza --una cantidad "muy baja", teniendo en cuenta que estos aparatos pueden costar hasta 90.000 euros en el mercado--, y se los enviaban por correo.
DETENIDOS EN TERRITORIO VASCO
Después del último golpe, los cuatro presuntos ladrones abandonaron el piso donde residían en Manresa (Barcelona) y se dirigieron con coche hacia Navarra, donde cometieron dos robos en los hospitales General de Estrella y el Sofía de Tudela.
Asimismo, la investigación policial de los Mossos con la colaboración de la Policía Foral de Navarra y la Ertzaintza permitió detener a los sospechosos en Muskiz (País Vasco), con 19 sondas --de las 41 que se han robado--, un aparato de ultrasonidos y otro de cardiología.
Los detenidos, que se negaron a declarar en sede policial, pasaron a disposición del Juzgado 1 de Vic (Barcelona), donde tampoco dieron detalles de los robos, y han ingresado en prisión provisional a la espera de juicio por los delitos de robo y, por determinar, otro de falsedad documental, ya que tenían documentación venezolana, aunque en su domicilio se encontró otra de colombiana.
INDICIOS DE LA INVESTIGACIÓN
Los Mossos empezaron su investigación el 17 de agosto, después de que el personal de seguridad de la Vall d'Hebron recelara de una persona, a la que se detuvo por robar tres sondas ecográficas valoradas en 18.000 euros.
Este hombre --uno de los cuatro de la banda-- fue detenido por la policía catalana, pero quedó en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial, por lo que los Mossos dedujeron que podía formar parte de una banda más grande.