Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco detenidos, entre ellos dos menores, por agredir a los ocupantes de un coche en la M-30 tras una discusión

Cinco personas, entre ellas dos menores, han sido detenidos como presuntos autores de las agresiones a los ocupantes de un vehículo en el túnel de la M-30 que tuvo lugar en septiembre, según informan la Policía Nacional.
El pasado día 18 de septiembre, sobre las 20.30 horas, tres personas circulaban a bordo de un vehículo por dicho túnel, en el que a la altura de la salida de Plaza de España, eran obligados a detener su marcha por dos automóviles que les cortaron el paso. Hasta ocho personas descendieron de los turismos y comenzaron a golpearles.
Tras la agresión, los autores sustrajeron diversos efectos personales a las víctimas, se subieron a sus turismos y emprendieron la marcha. Los jóvenes fueron asistidos en el lugar por indicativos médicos de emergencia debido a los puñetazos y patadas recibidos. Además, uno de ellos tuvo que ser asistido además por una lesión con arma blanca que sufrió en la zona renal.
Los agentes visionaron la grabación de las cámaras de seguridad existentes en el túnel de la M-30 y pudieron constatar lo ocurrido. Tras el examen de las imágenes se pudo comprobar que, kilómetros atrás, las víctimas habían reprochado a los autores una maniobra peligrosa que habían realizado. Por ello, fueron perseguidos por los dos vehículos hasta que lograron que detuvieran su marcha al encerrarles contra la pared.
Una vez identificadas las matrículas de los vehículos implicados, los agentes localizaron a los propietarios y a las personas involucradas en la agresión. Cinco de ellos fueron arrestados, entre ellos dos menores de edad, aunque la investigación continúa abierta para localizar a los otros tres implicados.
La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Arganzuela, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.