Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos detenidos por robar hasta 72 teléfonos móviles en los festivales de música electrónica

La Guardia Civil ha detenido a dos presuntos ladrones en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona que lograron hacerse con 72 smartphones en los festivales de música electrónica Primavera Sound de la capital catalana y en el de los Monegros, próximo a Fraga (Huesca) con la técnica del empujón.
Según ha informado este viernes el Instituto Armado, aprovechaban las grandes aglomeraciones y cuando algún desprevenido hacía fotos o grabaciones, uno de los individuos lo empujaba, aparentemente sin mala intención, pero con el propósito de que el teléfono cayera al suelo.
Entonces el otro delincuente se hacía con él confundiéndose rápidamente entre la gente que estaba en los conciertos y dejando poco margen de reacción a la víctima.
Otras veces se limitaban a robar el móvil del bolso, de la mochila o el bolsillo, después de observarle cuando lo usaba y ver dónde lo guardaba, aprovechando la aglomeración para pasar desapercibido.
La Guardia Civil del Aeropuerto de El Prat de Barcelona logró recuperar los teléfonos móviles, de las marcas iPhone, HTC, Nokia y Samsung cuando los dos ladrones, dos rumanos de 31 y 56 años, iban a abandonar España.
MERCADO NEGRO
Según los investigadores, estos ladrones pretendían revender los móviles en el mercado negro rumano.
Durante los últimos nueve meses, la Guardia Civil del Aeropuerto ha detenido a otras tres personas, dos argelinos y un paquistaní, con 130 móviles de última generación robados, 13 cámaras fotográficas y dos reproductores portátiles, que iban a ser revendidos en el mercado negro.
Estos robos se cometieron en zonas turísticas y diferentes puntos de Cataluña principalmente a turistas en zonas concurridas.