Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Comer grasa no engorda': el informe que contradice a todas las dietas

Los pistachos podrían reducir el riesgo de padecer cáncerGtres

Dietas bajas en grasa y en colesterol. Hasta ahora esa era la receta perfecta para perder peso. Sin embargo, un estudio asegura que actuar de ese modo estaría teniendo "consecuencias desastrosas para la salud". En un informe, le dan un buen tirón de orejas a las políticas para reducir la obesidad que está llevando a cabo Gran Bretaña, que apuesta por la comida baja en grasas y el picar entre comidas, algo que los expertos aseguran que engorda mucho.

"Comer una dieta rica en productos lácteos con toda la grasa - como el queso, la leche y el yogur - en realidad puede reducir el riesgo de obesidad".Esta es la clave de este estudio, que además asegura que "Lls alimentos más naturales y nutritivos disponibles - carne, pescado, huevos, productos lácteos, frutos secos, semillas, aceitunas, aguacates - todas contienen grasas saturadas". Por lo tanto, nos equivocamos cuando optamos por "la demonización continua de la grasa natural omnipresente", dado que consideran que "impulsa a la gente lejos de los alimentos altamente nutritivos, saludables y la promoción de la salud".
"Comer grasa no engorda". Así, como lo están leyendo. Como si esto no desmontase todos nuestros mitos sobre las dietas, además el informe recogido por el diario The Guardian es tajante al afirmar que las grasas saturadas no dañan el corazón. Más bien al contrario, los productos lácteos con grasa, como la leche, el yogur y el queso, protege el corazón.
¿En qué pensamos cuando leemos en un envase "bajo en grasa", "light" o "bajo en colesterol"? Habitualmente estas etiquetas están asociadas para nuestra sociedad con comida sana. Error otra vez. Todo esto debe evitarse. Y eso de que los diabéticos de tipo 2 deben una dieta rica en hidratos de carbonos tampoco es cierto para este exótico estudio, que afirma que lo que en realidad debe ingerir este colectivo es una dieta rica en grasa. 
Para rematar el informe, sus autores aseguran que la ciencia de los alimentos también se ha «corrompido por las influencias comerciales». A partir de ahora, habrá que replantearse qué comer y qué no cuando el objetivo sea bajar de peso.