Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 28% de los altos cargos y directivos valoran más la conciliación laboral y familiar que sus ingresos potenciales

El 28 por ciento de los altos cargos y directivos valoran más la conciliación laboral y familiar que sus ingresos potenciales, según revela el informe de conciliación laboral y familiar de BlueSteps, publicado por la Association of Executive Search Consultants (AESC).
Asimismo, el estudio pone de manifiesto que el 81 por ciento tiene en cuenta la conciliación a la hora de aceptar o no una nueva posición laboral y que el 31 por ciento de los directivos rechazaría una promoción interna o una oferta de trabajo si esto afectase negativamente a su ratio de conciliación laboral y personal.
El 52 por ciento de los altos directivos se muestran satisfechos o muy satisfechos con su conciliación laboral y familiar, mientras que hace cuatro años, el 55 por ciento de ellos no consideraba satisfactoria la conciliación laboral y personal. En la actualidad, la mayoría de directivos trabajan una media de 58,5 horas semanales y un 39 por ciento trabaja más de 60.
La encuesta se llevó a cabo entre abril y julio de este año y recibió 571 respuestas de altos cargos en el sector de telecomunicaciones, industrial, tecnológico, servicios profesionales y financieros, y otros sectores a nivel mundial.
El presidente de la AESC & BlueSteps, Peter Felix, ha declarado que los directivos están trabajando "profundamente para conciliar la extrema exigencia" que, desde su punto de vista, la globalización puede ejercer sobre ellos.
"La tecnología, que permite accesibilidad, también ha proporcionado una forma de liberación de los tradicionales ambientes de trabajo y de las restricciones de libertad que pueden existir. Con los cambios generacionales, las empresas también están aprendiendo a hacer ajustes en las exigencias que tienen hacía sus directivos y empleados", ha remachado.
Finalmente, el miembro de la AESC Luis Truchado ha defendido que "trabajar de manera más eficaz en vez de más horas presenciales, toma cada vez más sentido en el cambiante mundo de la dirección y gestión empresarial".