Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El empleo directo en el sector fundacional crece en 50.000 puestos en la última década, según un estudio

El empleo directo en el sector fundacional ha aumentado casi en 50.000 puestos de trabajo directos y en 150.000 indirectos entre los años 2002-2012, según se desprende del estudio 'Comportamiento del empleo en el sector fundacional: actuaciones contracíclicas y derivaciones de política económica para el sector', presentado este jueves por la Asociación Española de Fundaciones (AEF).
El objetivo de este estudio, elaborado por la AEF desde el Instituto de Análisis Estratégico de Fundaciones (INAEF), es examinar la evolución del empleo del sector fundacional a lo largo de las distintas fases del ciclo económico español.
Entre otras conclusiones, en términos comparativos, el documento constata que el comportamiento del empleo total y el empleo en fundaciones ha seguido un recorrido similar, aunque el de fundaciones muestra una trayectoria lineal más ascendente que el empleo total, lo cual responde a su capacidad de generar empleo y su importancia estratégica en el nuevo modelo productivo de la economía española.
Así, el documento señala que el empleo en el sector fundacional ha crecido, durante el periodo 1976-2012, a una tasa media del 3,39 % --al pasar de 60.217 empleos a 197.372--, mientras que el aumento del empleo total registra una tasa media del 0,91%. Además, en 2012, las fundaciones ocupaban a cerca de 200.000 personas.
En esta línea, el empleo en el sector fundacional en España ha mantenido "una tendencia creciente" hasta 2011, con 209.000 puestos de trabajo, frente al empleo total, afectado por la crisis desde 2008, según ha indicado en la presentación del documento uno de sus autores, el catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha, Juan José Rubio.
En la misma línea, ha destacado que el sector fundacional registra "un comportamiento virtuoso" en relación con el empleo total de la economía, ya que durante las fases expansivas presenta "un mayor dinamismo" para crear puestos de trabajo, una tendencia que se mantiene durante las recesiones lo que refleja su "menor volatilidad".
Además, ha subrayado su "efecto multiplicador positivo" ya que, por cada empleo que se genera en el sector fundacional, se crean o mantienen tres en el resto de sectores productivos, como otros factores positivos como su "papel estabilizador en el mercado de trabajo" o su capacidad para "ajustar desequilibrios".
En la misma línea, el director del INAEF, Amadeo Petitbò, ha insistido en "los efectos positivos" que provoca el sector "tanto desde el punto de vista microeconómico como macroeconómico" y ha vinculado su crecimiento a los futuros cambios normativos que se adopten. "Con un mejor trato fiscal, ganamos todos", ha apostillado, haciendo alusión al sector público y privado.
NECESIDAD DE LA LEY DE MECENAZGO
El acto también ha contado con la presencia del presidente de la AEF, Javier Nadal, quien ha insistido en la urgente puesta en marcha de mejoras normativas como la Ley de Participación Social y Mecenazgo, y un protectorado y registro únicos "como una necesidad vital para tener un funcionamiento técnicamente mejor para las fundaciones".
Precisamente, en cuanto a la Ley de Mecenazgo, Nadal ha afirmado que "es el momento oportuno para esta Ley, la cual tenemos que tenerla ya". "Los incentivos deberían doblarse, al mismo tiempo que existe la necesidad de crear la figura del micro-mecenazgo y potenciar la aportación de las personas físicas", ha añadido.
Según ha advertido, "si no la tenemos, podemos entrar en un momento de recesión en el sector de las fundaciones en España". Asimismo, ha declarado que estos mayores impulsos fiscales deben reforzar también la imagen positiva del donante y generar una cultura positiva a favor de la propuesta de medidas que aumenten y mejoren las condiciones de mecenazgo".
La Asociación Española de Fundaciones agrupa a más de 1.000 fundaciones españolas de las más diversas dimensiones, finalidades y ámbitos de actuación (local, provincial, autonómico, nacional e internacional), con el fin de representar y defender los intereses de todas las fundaciones españolas, prestar servicios a las entidades asociadas, y articular y fortalecer el sector fundacional.