Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se disparan las medidas de protección de menores dictadas por jueces de violencia de género

Las suspensiones de patria potestad subieron un 280%, aunque fueron en total 38 casos
Las medidas de protección de los hijos de víctimas de violencia de género dictadas por los jueces se dispararon en el primer trimestre del año, cuando ya estaba en vigor la reforma legislativa que ha impuesto la obligación de que los magistrados se pronuncien sobre los niños en todos los casos, según los datos ofrecidos este miércoles por el Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.
En concreto, durante el primer trimestre del año han subido un 280% las medidas de suspensión de la patria potestad (38 casos), un 125 por ciento las relativas a permuta de vivienda (18 casos), un 112% las adoptadas para evitar un peligro o perjuicio para el menor (70 medidas), un 51% las suspensiones del régimen de visitas (241 casos) y un 65% por ciento las suspensiones de guarda y custodia (514 casos), en comparación con el mismo periodo de 2015.
"Las reformas legales de los últimos meses como la Ley Orgánica 8/2015, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, que ya incluye a los menores como víctimas directas de la violencia de género, o las modificaciones del Estatuto de la Víctima, que dispone que el juez debe pronunciarse de oficio sobre las medidas civiles que afecten a los menores y su protección, han conducido, qué duda cabe, a dotar de un mayor amparo jurídico al menor", ha destacado la presidenta del Observatorio, María Ángeles Carmona.
En total, en este primer trimestre de 2016 constan 32.031 mujeres vítcimas de violencia de género, un 9,9% más que un año antes, que interpusieron 33.917 denuncias, lo que supone un incremento del 12 por ciento respecto de las 30.293 recibidas en los órganos judiciales entre enero y abril del año pasado. Con todo, subieron también las renuncias: en un 12,96% de los casos, 4.150, ellas renunciaron a declarar contra su maltratador.
En un 4,18 por ciento de los casos, fue la propia víctima quien denunció ante el juzgado. Mientras, en casi siete de cada diez medió intervención policial, ya fuese con denuncia de la propia mujer (66,57%) de alguna persona de su entorno (1,08%) o por intervención directa de los agentes (15,2%). Cerca del 10% fueron fruto de partes de lesiones remitidos por servicios sanitarios y un 3% las instaron servicios asistenciales y terceras personas.
"Me preocupa que vuelva a aumentar el número de mujeres víctimas de violencia sexista y que siga siendo la propia víctima la que tiene que presentar en una inmensa mayoría de los casos la correspondiente denuncia. Me obliga a insistir en la necesidad de la colaboración y apoyo de familiares y amigos", añade Carmona.
Con estas denuncias se solicitaron 10.434 órdenes de protección en los órganos judiciales, 9.119 de ellas en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, que acordaron el 59% de las solicitadas por el artículo 544-ter de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el 77% de las de protección que constan en el artículo 544 bis. En los Juzgados de Guardia las acordadas fueron el 69% y en ambos casos, el 2% de esas órdenes de protección fueron instadas por menores de edad.
De las víctimas, 22.720 eran mujeres eran españolas (un 71 por ciento) y 9.311, extranjeras (un 29 por ciento). En los Juzgados de Violencia sobre la Mujer denunciaron a 9.119 hombres que en un 36% de los casos eran sus exnovios, en un 28% sus novios, en un 23% sus cónyuges y en un 13% sus ex cónyuges.
SENTENCIAS
Durante el primer trimestre de 2016, se dictaron 11.621 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las que el 63,96 por ciento (7.433) eran condenatorias, tres puntos más que un año antes. En las Audiencias Provinciales, que enjuician los delitos más graves, las condenas fueron el 88,7 por ciento, en los de Violencia sobre la Mujer el 79,3 por ciento y en los de lo Penal, el 53,6%.
En los juzgados especializados se celebraron 2.346 juicios de faltas y juicios sobre delitos leves, de los que un 40 por ciento (930) fueron de enjuiciamiento inmediato. En un 88 por ciento de los casos los juicios fueron por injurias o vejaciones injustas.
Estos juzgados ingresaron a lo largo del trimestre 4.977 asuntos civiles y 46.072 asuntos penales. El perfil de los delitos se mantiene, con un 57,7% por maltrato habitual y un 10,3% por el resto de formas de maltrato que contempla la ley.
En lo penal, que se encargan de los delitos con hasta cinco años de prisión, se resolvieron 7.296 asuntos y se dictaron 6.964 sentencias. Mientras, en las Audiencias, se dictaron 62 sentencias, 55 de las cuales fueron condenatorias.
Además, 48 chicos menores de edad, diez más que el año pasado, fueron enjuiciados en Juzgados de Menores durante el primer trimestre del año por delitos de violencia de género. Se impusieron medidas en un 87,5 de los casos, afectando a 42 menores, de los que 33 eran españoles.